Vie. Abr 19th, 2024

Agua para Lima: la discusión que se plantea para reestructurar Sedapal

El pasado 3 de agosto el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS) instaló una comisión multisectorial encargada de elaborar un informe sobre el funcionamiento de Sedapal y proponer mejoras. Para lograr su objetivo, el grupo de trabajo revisará las finanzas, fuentes de financiamiento y capacidad de ejecución la Entidad Prestadora de Servicio de Saneamiento (EPS). Tras el plazo de 120 días -que venció este mes- finalmente el informe está listo.

La semana pasada las autoridades del sector anunciaron que la comisión ya emitió un informe final sobre la situación de la empresa -al que tuvo acceso Gestión– y donde formula propuestas para su fortalecimiento y modernización. ¿Cuál es el diagnóstico y las medidas propuestas? Este diario te lo cuenta.

¿Cuál es la situación del servicio?

Al año 2022 había un 6.2% de la población de Lima y Callao (600,000 personas) que no tiene acceso al agua potable, y un 8.6% (900 mil personas) sin servicios de alcantarillado, según el informe. Se admite, a su vez, que Sedapal enfrenta un escenario con limitadas fuentes de agua e infraestructura para el abastecimiento de agua potable que le permita atender la demanda actual y futura.

Se reconoce también que la operación de un 60% de las plantas de tratamiento de aguas residuales (PTAR) administradas por la empresa de saneamiento de la capital supera su capacidad hidráulica y orgánica, y que, el 71% de los colectores primarios no se encuentra en buen estado, y afronta el riesgo de colapso.

A esto se suma que el 55% de las redes de agua potable y el 52% de los ductos de alcantarillado del servicio en la ciudad capital, han sobrepasado largamente su periodo de vida (tienen más de 30 años).

Situación de la empresa

Sedapal enfrenta una seria situación de iliquidez en sus cuentas financieras, que viene disminuyendo progresivamente su capacidad para atender sus obligaciones de corto y mediano plazo, afectando sus operaciones, así como la ejecución de su cartera de inversiones, se desprende del informe.

Esta situación se explica -refiere el documento- principalmente por el rezago de las tarifas vigentes, y señala que estas no son eficientes y cubren un nivel muy bajo de inversiones.

Para el periodo regulatorio 2022 a 2026, detalla, la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass) aprobó inversiones (sustentadas en las tarifas) por un total de S/1,962 millones (que equivale a un promedio anual de S/393 millones) para dicho quinquenio.

Sin embargo, anota, para cubrir las necesidades del servicio, como indica la empresa en su informe “Inversión para Cierre de Brechas 2023-2040″, para ese periodo ha identificado que requiere ejecutar 280 proyectos con una inversión de S/51,226 millones.

Esto significaría una ejecución promedio anual de más de S/2,500 millones, 4.8 veces por encima del promedio ejecutado (2017 – 2021) y por encima de la capacidad financiera actual de la empresa.

Crece agua no facturada

Según el informe, el principal desafío de Sedapal es la reducción de los niveles de agua no facturada (ANF), a fin de que pueda disminuir sus pérdidas comerciales e incrementar los ingresos de la empresa.

Sin embargo, el documento indica que los niveles de ANF más bien se han incrementado, pues mientras el 2015 había descendido a su punto más bajo en dos décadas, a un 29.8% (desde un 44.1% el 2005, en el año 2022 se incremento a un 32.09%.

Cabe recordar que, según data de Sunass, para el 2024 esa entidad ha previsto un ajuste de las tarifas de agua para Lima y Callao del 8.4%, pero sujeto a que Sedapal cumpla primero metas de gestión, que deberán ser supervisadas por ese organismo regulador.

¿Qué propone la comisión?

Para enfrentar la mala situación económico-financiera de Sedapal, la comisión propuso nueve ejes de acción basados en mejorar la gobernanza de la empresa, la organización de recursos humanos, la planificación de largo plazo, la regulación tarifaria, entre otros.

Al respecto, al momento de presentar estas propuestas, la titular del MVCS, Hania Pérez de Cuellar, consideró que una de las principales la constituye el régimen de tarifas, y pidió a Sunass que se comprometa a revisar el estudio tarifario para el quinquenio 2022-2027 de Sedapal.

En efecto, entre sus propuestas, la comisión pide evaluar el modelo tarifario aplicado por Sunass a Sedapal, y revisar el estudio de tarifas para dicho periodo, a fin de restablecer su equilibrio económico, que se habría afectado por un incremento de costos operativos.

“Dicha revisión debe asegurar el cierre financiero de la empresa que permita la generación interna de recursos para financiar el programa de inversiones”, se propone, aunque indica que tal evaluación del modelo tarifario debe realizarse en plazo máximo de 180 días, y siguiendo un análisis comparativo de la experiencia internacional.

Además, la comisión señala que (en esa evaluación) se debe “racionalizar” las metas de gestión exigibles para el reconocimiento de los incrementos tarifarios, para que correspondan solo a resultados de cobertura y que el indicador de eficiencia esté relacionado únicamente al porcentaje de agua no facturada.

¿Qué metas se impuso a Sedapal?

Es necesario indicar que, según data de Sunass, para el periodo regulatorio quinquenal 2022-2027, ese organismo estableció 12 metas de gestión que debía cumplir la empresa, entre ellas reducir a un 28% el nivel de agua no facturada (que, según el informe antes citado, no se ha cumplido, pues el 2022 llegó a un 32.09%).

Otras metas de gestión lo constituyen la renovación de redes de agua potable, renovación de colectores de alcantarillado que, como se indica líneas arriba, tampoco se está cumpliendo.

A ellas se añaden otras metas como: el avance financiero para el programa de inversiones de la EPS, índices de satisfacción del usuario, mantener condiciones de continuidad y presión de agua, reemplazo de medidores, catastros técnicos y comerciales, etcétera.

Señal de precios

Según Alexei Oblitas, director general de Programas y Proyectos de Construcción y Saneamiento (del MVCS), la tarifa vigente no entrega la señal correcta para el uso eficiente del agua, subsidiándola a la mayoría de los usuarios domésticos, sin discriminar capacidad de pago.

“Es necesario una revisión integral del régimen tarifario, con un análisis comparativo de la experiencia internacional garantizando los costos de un servicio sostenible y las inversiones que urgentemente requiere la ciudad”, aseveró.

Oblitas remarcó que se necesita simplificar la estructura tarifaria para asegurar que el subsidio beneficie sólo a la población de menores recursos.

“El sistema de tarifas ha fracasado”

Este miércoles, la titular del MVCS indicó que, tras la presentación de este informe y sus respectivas recomendaciones, corresponde al directorio de Sedapal analizar las medidas que considere necesario adoptar.

La ministra Pérez de Cuellar confirmó también que viene trabajando en la modificatoria del Decreto Legislativo 1280, Ley Marco de los Servicios de Saneamiento, insistiendo en que el sistema actual (de regulación tarifaria) ha fracasado, ante lo cual se requiere hacer ajustes a los lineamientos y criterios del esquema de tarifas.

Cabe recordar que este punto, la modificación del D.Leg. 1280, ha generado discrepancias entre el MVCS y Sunass. Es más, el Organismo Técnico de la Administración de los Servicios de Saneamiento (Otass) y el mismo Sedapal se han puesto de lado del MVCS. En tanto, Sunass advirtió sobre riesgo de injerencia política para fijar tarifas de agua.

Sobre el informe de la comisión, en particular las sugerencias sobre la tarifa que los involucra a ellos, Sunass indicó a Gestión que ese organismo aún se encuentra a la espera del informe sobre Sedapal, el cual -dijo- fue solicitado el pasado 6 de diciembre. “Hasta que no tengamos el informe, la Sunass no puede opinar parcialmente sobre dicho documento”, aseveró.

Subir tarifas no es suficiente

Milton Von Hesse, director de Videnza Consultores y exministro de Vivienda, Construcción y Saneamientos, consideró que el tema no es solo subir las tarifas si es que no se le pide nada a cambio a las empresas de agua y desagüe, pero, además, se requiere una reforma integral del sector saneamiento.

En principio, reconoció que las tarifas de ese servicio en el Perú son las más bajas de América Latina, pues mientras los precios de otros servicios en el país han venido subiendo desde la década del 90 por inflación, las de agua potable se han estancado y no garantizan sostenibilidad.

En tal sentido, Von Hesse indicó que cuando las EPS invierten en un proyecto, nadie contempla que éstos cuenten con los recursos para la operación y mantenimiento que hagan sostenible las obras en el tiempo. “Sí me parece que es necesario hacer algunas modificaciones del marco general (que incluye la regulación tarifaria), y en ese sentido no veo una invasión en las competencias de Sunass”, apuntó.

Insistió que lo que se tiene que realizar es una reforma integral para mejorar no solo el financiamiento de los servicios sino la gobernanza a partir de mejorar el modelo de gestión, pues las EPS que existen no tienen los técnicos mínimos necesarios para garantizar un buen servicio.

Discusión entre MVCS y Sunass

A inicios de mes la Sunass advirtió que una propuesta impulsada por el MVCS que le permitiría a ese sector intervenir en la regulación de las tarifas de agua y desagüe, estaría interfiriendo en su función como ente regulador.

La referencia es a un proyecto normativo en discusión a nivel de consejo de viceministros, para modificar el Decreto Legislativo 1280, que es la Ley Marco de la Gestión y Prestación de Servicios de Saneamiento, que propuso el MVCS, tras sus reclamos que las tarifas que fijo Sunass no cubren las necesidades de Sedapal.

En su momento, el presidente de Sunass, Mauro Gutiérrez, señaló que lo más preocupante de la propuesta era que se establecía el autofinanciamiento (de las EPS) a través de las tarifas, es decir que cualquier cambio regulatorio implicaría un recargo solo a los usuarios. Incluso refirió que el sector (el MVCS) podría decidir subir tarifas sin que ello implique mejorar el servicio.

Esa posición del regulador en defensa de sus fueros ha motivado un enfrentamiento con el MVCS, que rechazó tal objeción de Sunass, señalando que tiene un contenido político y una actitud antitécnica.

Elías García Olano – Gestión

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN





NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO



AUSPICIADORES













CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720