Jue. May 30th, 2024

ANIN podrá hacer intervenciones estratégicas en contratos de Estado a Estado vigentes

El nacimiento de la Autoridad Nacional de Infraestructura (ANIN) generó posiciones divididas sobre la necesidad e impulso real que podría darle su existencia a la inversión pública. Hoy, con cuatro meses operando, Hernán Yaipén, jefe de la entidad, habla, en su primera entrevista, con diario Gestión. El funcionario detalla cuáles son las ambiciosas metas trazadas por la ANIN en su primer año de vida: van por el 100% de ejecución y la entrega de 38 proyectos en ocho regiones del Perú.

Yaipén también es directo con los detractores de su institución. Descarta presidir una Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARCC) 2.0 y no pretende acabar igual como su predecesora: reemplazada.

-¿Cuál es la meta de ejecución de la ANIN en su primer año de operación?

Nuestra meta para 2024 es ejecutar los S/ 3,305 millones asignados. A la fecha hemos alcanzado el 48%, unos S/ 1,579 millones. Nuestra cartera tiene 194 proyectos, con el presupuesto que tenemos únicamente 134 tienen recursos. Vale decir que la cartera, al momento de ser transferida a la ANIN, mantenía deudas acumuladas que superaban los S/ 800 millones, así como más de 36 obras paralizadas por falta de pago y problemas contractuales. En febrero, a solo dos meses de iniciar funciones, hemos logrado cancelar totalmente las deudas de la ARCC.

-De esos 134 proyectos, ¿cuántos se culminarían este año?

Proyectamos culminar 38 proyectos en ocho regiones del país, de los cuales 27 son del sector educación, cuatro de salud, y siete a soluciones integrales.

-De ese paquete, ¿cuáles diría que son las obras más relevantes?

En mayo culminaremos Quebrada El León, la primera solución definitiva para proteger a más de 45 mil pobladores de la zona norte de Trujillo de los desbordes por lluvias que generan eventos como el fenómeno de El Niño.

En salud, vamos a entregar importantes hospitales en Sullana (Piura), Matucana (Lima) y Yungay (Áncash). En Piura ya están funcionando los centros de salud Castilla y El Faique, que son los más modernos de la región. En las próximas semanas estaremos inaugurándolos. También entregaremos 27 colegios en seis regiones. Estos se sumarán a los 12 colegios que ya han sido entregados antes del inicio del año escolar 2024.

-También han firmado un convenio con el Gobierno Regional de Áncash para construir un hospital, ¿harán otros acuerdos con más entidades? ¿Serán también en salud?

El acuerdo con Áncash es nuestro primer convenio para diseño y ejecución de obras. En su caso haremos los estudios, ejecución y mantenimiento del Hospital la Caleta en Chimbote, un proyecto muy anhelado por la población y que beneficiará más de 500 mil ciudadanos.

Esta articulación también la venimos realizando con los sectores de salud y agricultura, aparte con los gobiernos regionales de Arequipa, Pasco, Cajamarca, Piura, Lambayeque, La Libertad, Lima, Ucayali, Junín. Buscaremos también a los gobiernos locales. La finalidad es que identifiquen y prioricen proyectos de salud, educación, transportes, agricultura, vivienda, entre otros.

-Tienen cuatro meses operando, ¿han visto ya alguna necesidad de modificar su normativa o asumir nuevas funciones?

Se ha previsto que, mediante una norma con rango de ley, podamos hacer paquetes de intervenciones en zonas focalizadas, como pasará alrededor del puerto de Chancay. También se autorizará a la ANIN para que incorpore megaproyectos y haga intervenciones estratégicas en los contratos de Estado a Estado vigentes.

-¿Qué podrían ejecutar alrededor de Chancay?

Serán intervenciones enfocadas a contribuir con el fortalecimiento de los corredores logísticos, que permitan un desarrollo sostenible y de conectividad. Esto incluye el transporte, salud, educación, saneamiento y energía.

-Ustedes tienen un tope: solo puede tomar inversiones iguales o mayores a S/ 200 millones, pero la ARCC tenía proyectos más chicos, ¿estarían dispuestos a asumirlos también?

Podemos ejecutar obras de montos entre los S/ 40 millones a S/ 200 millones. Estamos dispuestos a seguir contribuyendo con el cierre de brechas de infraestructura. Sin embargo, no contamos con esas competenciales legales y de rol financiador para asumir los proyectos que tenía la ARCC.

-Hay voces, como la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco), que auguran que la ANIN terminará como la ARCC: disuelta. ¿Qué diferencia a su entidad con su predecesora?

La ANIN se creó para atender permanentemente los megaproyectos de infraestructura en todo el país y no solo en situaciones de emergencia. A diferencia la ARCC, podemos brindar mantenimiento tras la entrega de las obras hasta por cuatro años, mientras estén sujetas al Invierte.pe.

-También se ha cuestionado que la ANIN dependa de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM). ¿Descarta influencia política en sus obras, como ya pasa en gobiernos subnacionales?

Somos autónomos. Para garantizarlo, el titular de la ANIN es designado por concurso público por un plazo de cuatro años. Aparte, solo puede ser removido por falta grave. Incluso, es una falta grave que un funcionario solicite la remoción sin existir una causa especificada en nuestra ley de creación. Ese arreglo institucional imposibilita la instrumentación política del cargo y nos da autonomía para articular con los sectores el cumplimiento de los plazos de ejecución y entrega de obras.

-La Contraloría no deja de advertir que las obras paralizadas crecen en Perú. Con la autonomía que dicen tener, ¿descarta que esto se replique también en la ANIN?

Al cierre del 2023, cerca al 50% de las obras paralizadas son por incumplimiento de contratos y falta de recursos financieros. Además, por modalidad de ejecución, es relevante recordar que el 70% de los proyectos son ejecutados por administración directa, es decir, las mismas entidades ejecutan las obras con su personal y equipamiento.

Estos aspectos que inciden fuertemente en la paralización de obras no deberían afectar en la ANIN debido a que los nuevos proyectos se eligen considerando la capacidad presupuestal del pliego origen, así como su compromiso con la calidad de los estudios de preinversión y principalmente los expedientes técnicos, que son los elementos que permiten diseñar una adecuada gestión de la procura (adquisición de bienes o servicios).

El Congreso está discutiendo una nueva Ley de Contrataciones del Estado. En Gestión hemos resaltado que están evaluando las limitaciones para contratar e ir a arbitrajes, ¿interferiría esto con las labores de la ANIN?

Nuestra ley de creación establece que se autorice un Procedimiento Especial de Contratación (PEC) para la ANIN, por lo que el proyecto de ley en mención no interferiría con nuestras labores. También preve que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) apruebe un PEC para los modelos contractuales de ingeniería y la asistencia técnica especializada.

Obras ministeriales grandes en evaluación

Como parte de sus facultades, la ANIN está habilitada para asumir proyectos de infraestructura que hoy están a cargo de ministerios. Al respecto, Yaipén señala que ya han identificado obras de este tipo que podrían absorber y lo han comunicado al sector respectivo.

“Se vienen sosteniendo reuniones de coordinación para la aprobación correspondiente. El trabajo multisectorial es permanente e involucra los esfuerzos de cada uno de los sectores, de acuerdo a la complejidad de cada proyecto”, apunta.

El jefe de la ANIN no dice específicamente qué obras serían. Sin embargo, sí comenta a qué tipo de sectores involucran. Estos serían el mejoramiento y ampliación de servicios de agua potable y saneamiento en ciertas localidades; y mejoramiento de carreteras especialmente en distritos del sur oriente y centro del Perú.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN





NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO



AUSPICIADORES













CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720