Vie. Jul 19th, 2024

Construcción: discurso de 28 de julio debería considerar pacto nacional

El discurso por 28 de julio debería ser una oportunidad para proponer al país un pacto nacional con el objeto de emprender las reformas políticas para fortalecer el sistema democrático, un programa de reactivación económica, un plan de inversión y empleo, y un proceso de modernización de la gestión estatal, señaló hoy director ejecutivo de la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco).

El contenido y alcance de estas tres iniciativas deberán ser consensuadas con el Congreso y con la sociedad civil, a través del Acuerdo Nacional y de encuentros regionales, expresó durante su participación en la presentación del Informe Económico de la Construcción (IEC) 67, correspondiente a julio 2023.

Las reformas políticas, en particular aquellas vinculadas al nuevo diseño electoral y de representación, deberían estar listas para los próximos comicios generales; y el éxito de esta iniciativa sería la mejor garantía de estabilidad para el Gobierno y el Congreso, dijo.

El programa de reactivación y el proceso de modernización del Estado que se recomiendan, deben tener un enfoque territorial y también sectorial, anotó.

En el caso del sector construcción, la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) y Capeco consensuaron desde hace dos años un Pacto por la Construcción de un Perú Mejor que combina ambos enfoques, señaló. 

Pacto por construcción

Así, indicó que, entre los objetivos del Pacto por la Construcción de un Perú Mejor están:

– Descentralizar el proceso de planificación territorial, así como propugnar la mejor articulación entre los mega-proyectos productivos y de infraestructura con los objetivos de desarrollo territorial y bienestar de la población.

– Promover la planificación urbana, el sistema de catastros y la provisión de suelo formal, tanto público como privado, para la producción de vivienda, especialmente social, y de equipamientos urbanos.

– Impulsar la articulación de inversiones en infraestructura y servicios públicos con los objetivos de desarrollo urbano formal y de generación de oferta de vivienda, especialmente, de aquella dirigida a la población de menores ingresos.

– Adoptar un nuevo modelo de gestión de obras públicas para introducir mecanismos de priorización de inversiones; procesos de contratación y control más eficientes para evitar la corrupción y tener un mejor desempeño de las infraestructuras en toda su vida útil.

– Fortalecer los programas estatales de subsidios y créditos habitacionales, dotándolos de recursos suficientes para atender de manera efectiva, el déficit actual y la demanda futura de vivienda social tanto en áreas urbanas como rurales.

Más objetivos

– Poner en marcha una política de innovación e investigación en la construcción, que estimule el empleo de tecnologías que permitan contar con edificaciones e infraestructuras apropiadas en términos económicos, sociales y ambientales.

– Perfeccionar los procedimientos administrativos de urbanización y edificación, así como la coordinación de competencias entre los diferentes niveles de gobierno, buscando promover la calidad y la seguridad de las construcciones.

– Incrementar los ingresos municipales, especialmente, del impuesto predial, mediante mecanismos más equitativos e incentivos para pagar obligaciones tributarias.

– Propiciar la formalización laboral, el fortalecimiento de la representación sindical y la mejora continua de competencias de empresas, profesionales y trabajadores de la construcción, así como la lucha frontal contra la delincuencia y la violencia en obra.

– Constituir espacios institucionalizados para un diálogo entre la sociedad y el Estado que sea transparente y permita la continuidad y el mejoramiento de políticas y planes estatales.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN





NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO



AUSPICIADORES











CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720