Jue. Abr 18th, 2024

Consumo interno de cemento volvería a terreno positivo en este trimestre

Luego de caer 11.6% durante el 2023, según cifras del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), el consumo interno de cemento volvería a terreno positivo durante la primera parte de este año, según estima el Departamento de Estudios Económicos de Scotiabank. Además del efecto base, tomando en cuenta que el primer trimestre del 2023 fue malo, existen otros factores que alentarían este pronóstico.

El consumo interno de cemento es uno de los indicadores claves del sector construcción. De hecho, la actividad de la construcción cayó todos los meses del año pasado, registrando una retroceso en el 2023 de 7.86%, de acuerdo con el INEI.

Scotiabank recordó también que en el desempeño del consumo interno de cemento tiene un peso importante el segmento de la autoconstrucción, que demanda entre el 60% y 70% de este insumo cada año. En 2023, hubieron factores exógenos, como las protestas sociales, que afectaron los ingresos de la población para este fin.

Factores al alza

Según el banco, el consumo interno de cemento volvería a terreno positivo en parte por el mayor nivel de ejecución de proyectos de inversión pública, especialmente de los gobiernos subnacionales. Otro factor relevante, como ya se señaló, es que la autoconstrucción se recuperaría, ante la ausencia de una menor afectación del fenómeno de El Niño en los siguientes meses.

A ello se sumaría el impulso en el desarrollo de proyectos en infraestructura de transporte, en proyectos del sector minería e inclusive en el sector inmobiliario. Esta mezcla de elementos permitiría que “el consumo interno de cemento volvería a crecer en el 2024 -luego de caer en el 2022 y 2023-, en línea con nuestra proyección anual de crecimiento de 3.7% del sector construcción durante el 2024″.

“Para el primer trimestre del 2024, el resultado del consumo interno de cemento sería cercano a la proyección que esperamos para el sector construcción, el cual crecería poco más de 5% durante este periodo”, señala el banco en su último reporte semanal.

Scotiabank precisó que sus estimados toman en cuenta que el despacho de cemento se incrementó durante enero, ya que según la Asociación de Productores de Cemento (Asocem), creció 9%, luego de 16 meses de caída, teniendo este resultado de enero parte de un efecto base, ya que cayó 15% en el mismo mes, pero del 2023.

Expectativa por zonas

Scotiabank también hizo un recordatorio de lo que ocurrió con el desempeño del cemento el año pasado. Como bien recordó el banco, durante el primer trimestre del 2023, su consumo interno se vio afectado por las protestas sociales, sobre todo en el sur; condiciones climáticas adversas en la zona norte con el ciclón Yaku; y el incremento de precios de determinados alimentos, a raíz del impacto de la temperatura que afectó su cosecha.

De esta manera, el banco estima que el despacho de cemento en la zona sur del país cayó 15% durante 2023, en base a las cifras anuales del INEI.

“Si bien la demanda se recuperó en los siguientes trimestres, ello no compensó el resultado anual. Para el 2024, si bien esperamos una mayor demanda del segmento de autoconstrucción, también esperamos una mayor demanda por parte del sector minería -cuyos proyectos tienen una importante presencia en la zona sur-, tomando en cuenta que la inversión minera crecería alrededor del 6% durante el 2024, según nuestras proyecciones”, agrega el banco.

En el caso de la zona norte, Scotiabank considera que habría caido poco más de 15% el año pasado, más que nada por una menor demanda por parte del sector autoconstrucción, parte del Perú donde este segmento llega a representar cerca del 80% de la demanda anual de este insumo.

Para este año, el banco espera que la demanda mejore principalmente porque El Niño sería de menor magnitud respecto a lo que se esperaba en meses precios. A ello se suma la potencial demanda de cemento que implicaría el desarrollo del proyecto de irrigación Chavimochic III, que estaría por desarrollarse entrada la segunda parte del año.

En el caso de la zona centro del país, esta sería el área que habría registrado la menor caída en 2023: alrededor de 9%, según estimaciones del banco en base a las cifras del INEI.

Al igual que en las zonas norte y sur del país, la demanda de cemento también fue afectada por los factores antes mencionados, aunque la magnitud de la afectación se dio en menor medida en parte por la realización de proyectos de infraestructura de transporte como la Línea 2 del Metro de Lima y la ampliación del Aeropuerto Jorge Chávez, entre otros.

“Para el 2024 esperamos que la demanda de cemento sea positiva, tanto por la demanda de segmentos tradicionales, así como también por el desarrollo de los proyectos en infraestructura antes mencionados, los cuales, en conjunto elevarían su monto de inversión para el presente año”, anticipa Scotiabank.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN





NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO



AUSPICIADORES











CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720