Jue. Jul 18th, 2024

Eco PTAR La Atarjea: innovación en Sedapal para no depender del cobro de tarifas

Sedapal tiene contempladas inversiones en proyectos de agua y saneamiento por un importe cercano a los S/ 45,000 millones hasta el 2040. Sin embargo, no tienen garantizados los recursos necesarios para dichas obras mediante el cobro de su tarifa de agua. Por ese motivo, la gestión actual está priorizando intervenciones inteligentes y buscando financiamiento extranjero para acortar la brecha del servicio, asegura Jorge Gómez, presidente del directorio de Sedapal, a Gestión.

“Actualmente, contamos con un total de 173 proyectos en cartera, de los cuales 40 están en obra; 35 en formulación y evaluación; y 98 en etapa de expediente técnico. Entre ellos está la obra emblemática que es Nueva Rinconada, que dará cobertura a medio millón de personas. Es la más grande”,detalla el funcionario.

Otras obras contempladas son la ampliación de los sistemas de agua y alcantarillado para Comas e Independencia y el Esquema Cajamarquilla. Sin embargo, hay otra obra que podría, tras conseguir facilidades normativas, generar mayores ingresos a Sedapal. Gómez la llama “Eco Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) La Atarjea”, obra que ya inició ejecución y estaría lista en tres años.

¿Nuevos mercados?

La Eco PTAR La Atarjea tendrá un funcionamiento distinto a las dos ya existente en Lima: Chira y La Atarjea. Según Gómez estas últimas estructuras reciben aguas residuales, las procesan y las botan al mar. Sin embargo la nueva PTAR no tendrá ese mismo funcionamiento.

“Tomará el agua residual que viene de Huachipa y Cerro Camote, entre otras zonas, la tratará y la usará para producir electricidad, gas y abono orgánico (compost). Será multifunción”, refiere el presidente del directorio de Sedapal.

Según el funcionario, el objetivo es, con apoyo del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS), cambiar cierta normativa pertinente a la Entidad Prestadora de Servicios de Saneamiento (EPS) de Lima para que pueda ingresar a vender a otros mercados, más allá del agua potable.

“Podría vender la electricidad sobrante, el gas a los buses y el abono a los agricultores. Con eso podría generar bastante dinero a la empresa”, sostiene Gómez.

Gestión consultó al MVCS su opinión del tema, pero no obtuvimos respuesta. Para Julian Li, socio del área de Recursos Hídricos de PPU, la propuesta de que Sedapal venda otros productos no es una mala idea, pero no puede significar renunciar a su finalidad principal.

“Tendría que modificarse la Ley Marco de las EPS, aparte de los propios estatutos de Sedapal. La norma es general, eso no es menor. Si bien ayudaría a Sedapal, otras EPS son manejadas por municipios, habría que ver qué tan aplicable les sería”, advierte Li.

Milton Von Hesse, extitular del MVCS, considera que la única forma de que la propuesta de Sedapal con la Eco PTAR sea viable es si delega la operación a un privado. “Zapatero a sus zapatos. Si es una buena idea, que se la vendan a una empresa, pero que Sedapal abastezca de agua a Lima. Esa es su función”, acota.

Inspiración

La Eco PTAR La Atarjea está financiada parcialmente por el Banco de Desarrollo de la República Federal de Alemania (KFW), e implica una inversión ascendente a S/ 828 millones. Además de tener una planta de biogás, tendrá una potencia eléctrica de 1600 kilovatios (KW).

De acuerdo con Gómez, la obra está inspirada en la experiencia chilena, país que cuenta con PTAR más avanzadas que nuestro país. Sin embargo, la nueva estructura en La Atarjea tendrá otro rasgo particular que la diferenciará de las ya conocidas.

“En Chile botan el agua al mar. Nosotros tenemos la suerte de que el río Rímac está al lado. El agua volverá ahí y kilómetros abajo la volveré a captar para procesarla. Eso es economía circular”, afirma.

El presidente del directorio de Sedapal explica también que está decisión está motivada por el cambio climático, ya que el río Rímac se está “achicando”, a consecuencia del deshielo. “Ese es el futuro: el mundo se está quedando sin agua dulce. Países como Israel reciclan todo. Recordemos que Lima es una de las capitales, junto a El Cairo, que viven bajo estrés hídrico”, agrega Gómez.

Maximizar eficiencia

Gómez también precisó que iniciativas como la Eco PTAR La Atarjea busca reducir la dependencia del cobro de tarifas, que hoy no alcanza para cubrir las inversiones proyectadas hacia el 2040.

“Claramente S/ 45,000 millones no puede sustentarse en incrementos tarifarios, sería demasiado alto para que lo asuman nuestros clientes. Una actualización tarifaria por supuesto que nos daría mayor facturación, pero esa cantidad no la obtendremos así nunca”, asegura el funcionario.

El esquema tarifario actual de Sedapal, vigente desde 2022, durará hasta el 2026. Dentro de este plan, aprobado por la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass), se contempló un incremento de 8.4% en el cobro, que representan ingresos por S/ 193 millones anuales, de acuerdo a Gómez.

Con esa limitación, el presidente del directorio de Sedapal buscará sacarle provecho a su buena calificación financiera. Según indica, la clasificadora Apoyo le ha dado una calificación de riesgo AA con perspectiva estable.

Además, en noviembre, su marco de deuda verde, alineado a principios de la Asociación Internacional de Mercados de Capitales (ICMA) y otras entidades, fue calificada por Sustainable Fitch, del Fitch Group, como “excelente”.

“Buscaremos préstamos más eficientes. Tuvimos problemas de liquidez, pero también un EBIDTA que llegó a S/ 1,200 millones en 2023, lo que nos da una capacidad para endeudarnos seis veces ese valor”, sostiene Gómez.

En ese sentido, Sedapal viene sosteniendo conversaciones con diversos bancos multilaterales de los que ha recibido ya propuestas de financiamiento, entre los que destacan JP Morgan, el BBVA y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entre otros.

Sin embargo, la autorización de estos préstamos depende de Sunass, previa aprobación de una tarifa incremental, que permita atender en los tiempos oportunos el servicio de deuda (intereses, comisiones y amortización) del préstamo.

“Tampoco quiero poner en riesgo la empresa para que luego si me reemplazan encuentren una bomba. A cada préstamo, debe haber un respaldo para devolverlo. Antes no se hacia así. Ahora estamos ordenando financieramente la empresa”, agrega Gómez.

Según el presidente del directorio de Sedapal, a la fecha, los activos de la EPS ascienden a S/ 10 mil millones, mientras que sus pasivos están alrededor de S/ 5 mil millones.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN





NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO



AUSPICIADORES











CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720