Vie. Abr 19th, 2024

Empresas negocian con bancos y nuevos proveedores para enfrentar El Niño

Las empresas encararán El Niño con acciones preventivas y mitigatorias que vienen desplegando en los últimos meses.

Cada una, en la medida de sus posibilidades, busca atenuar el impacto que esta distorsión climatológica puede tener sobre la economía y sus negocios.

Si bien el Enfen, en sus estimaciones, redujo la probabilidad de un Niño moderado a 37% y fuerte a 12%, los empresarios disciernen claramente que el riesgo aún es alto, pues la magnitud moderada corresponde a la de la anomalía ocurrida en el 2017, que causó destrucción y severos perjuicios económicos, al grado que dio origen a la recientemente fenecida Autoridad de la Reconstrucción con Cambios (ARCC).

Las empresas, principalmente las que operan en el norte del país y todas aquellas cuyo core de negocio puede afectarse directa o indirectamente por el fenómeno, han tomado medidas operativas y financieras para afrontar tal contingencia, asevera el director de compañías, Marco Antonio Zaldivar.

¿Qué empresas se perjudicarían directamente por El Niño?

Las que se perjudicarían directamente, ubicadas entre Tumbes y Chimbote, han reforzado sus planes de contención al constatar que los efectos de las fuertes lluvias e inundaciones en el primer trimestre del 2023 se extendieron en gran parte de ese año, como el sector agrícola, cuya producción y rendimientos mermaron pues los cultivos no crecen como deberían por las condiciones climáticas adversas, añade.

En ese grupo se cuenta a las empresas agroindustriales, pesqueras, avícolas y grandes fábricas en el norte, detalla.

Y las que operan fuera de esas regiones y que serían indirectamente afectadas por El Niño de este año, toman en consideración que la interrupción de las vías de comunicación a raíz de las inundaciones impidió el suministro de insumos y materias primas provenientes del norte y el flujo de ventas hacia esas regiones en los primeros meses del 2023, refiere Zaldívar.

¿Por qué las empresas negocian con nuevos proveedores?

Por ello, han desarrollado planes de contingencia o de continuidad de operaciones, que comprenden la negociación con proveedores alternativos que operan fuera del norte o en el extranjero para, de ser necesario, importar desde Chile, Bolivia o Ecuador, tal como aconteció en la pandemia.

“Tratan de hacer arreglos con otros proveedores como contingente. Es como un seguro; puede que lo usen o no, dependiendo de la magnitud de El Niño, pero al menos ya tienen alternativas”,dice el especialista y agrega que las empresas también buscan activar acuerdos para, en la eventualidad de carreteras bloqueadas, recurrir a repuestos de maquinarias prestados por otras compañías.

El gerente de consultoría financiera y contable de EY Perú, Cristoffer Gómez, extrae de las reuniones con empresas agrarias, que las principales acciones de mitigación que han tomado son el reforzamiento y mejora de obras de contención para evitar un deterioro extraordinario en su infraestructura, y la compra de semillas resistentes a humedad y plagas que surgen con El Niño.

Además, las compañías agroindustriales tienen planes de mayor inversión en construcción de reservorios de agua y fuentes alternativas de ese recurso, comenta.“Los planes de acción de las agroindustriales se han vuelto más rigurosos”, sostiene.

¿Cómo manejan sus stocks las empresas para afrontar El Niño?

Además de las medidas operativas, las empresas toman acciones financieras de contingencia para confrontar El Niño.

Gómez señala que hay empresas que el año pasado se prepararon tomando mayor posición en seguros contra desastres.

Y, ante el probable colapso de carreteras en el norte, Zaldivar afirma que parte de las compañías han duplicado sus stocks (de 45 hasta 100 días) para sortear las dificultades de transportar mercadería en las etapas críticas del fenómeno.

Explica que las medidas operativas y logísticas tomadas frente a El Niño implican un mayor costo, y si a ello se suma un eventual rompimiento de la cadena de pagos y logística, que elevaría los precios, “las empresas necesitarán, preventivamente, más capital y líneas de crédito.

¿Qué negocian las empresas con los bancos?

Las compañías buscan holgura financiera para afrontar las potenciales dificultades que surjan con El Niño y, por ello, las que pudieron, ya coordinaron con los bancos el aumento de líneas de crédito, dice Zaldivar.

Los bancos, a su vez, se han preparado para responder a las empresas que requieran más financiamiento, pues no todas accederán a fondos adicionales, advierte.

En este punto, Rafael Picasso, socio del Estudio Echecopar, indica que para sectores como el pesquero industrial, los bancos están preparados para activar la cláusula de El Niño, según la cual, en un año de condiciones climáticas adversas, como podría ser el 2024, las empresas no pagarían capital sino solo intereses.

Por su lado, el presidente de la Asociación Peruana de Finanzas (APEF) , Alejandro Gómez Saba, sostiene que en general las empresas están bien capitalizadas, aunque precisa que un grupo ha diferido sus inversiones. El sector agroindustrial ha renegociado líneas de crédito y reperfilado pasivos, agrega.

Empero, afirma que empresas grandes, como Unacem o Alicorp, son las más conservadoras en sus proyecciones de ingresos en el año a causa de El Niño.

Omar Manrique – Gestión

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN





NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO



AUSPICIADORES













CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720