Sáb. May 25th, 2024

En 10 de las grandes obras saneamiento del MVCS avance no llega ni al 15%

Conectar a las familias peruanas con las redes de agua y desagüe, además de velar por proyectos de infraestructura que cierren las brechas de saneamiento, debería ser un factor clave para el Estado.

Según Transparencia Económica del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), los tres niveles de gobierno (nacional, locales y regionales) tiene asignados S/ 6,330 millones para proyectos de saneamiento. De este monto, a la fecha (al 08 de octubre) registra un 40% de avance.

Gestión se concentró en los proyectos a cargo del Programa Nacional de Saneamiento Urbano (PNSU),unidad ejecutora del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS).

El PNSU tiene S/ 568 millones asignados para cumplir sus objetivos este año. En 2022, llegó a ejecutar el 92.8% de su presupuesto asignado, su récord en los últimos 5 años (ver gráfico).

Sin embargo, a menos de tres mes para acabar el 2023, parece complicado que el PNSU repita esos resultados. A la fecha, ha ejecutado menos del 50% de su presupuesto institucional modificado (PIM) para proyectos. Además, según constató Gestión, de sus 20 proyectos más costosos, la mitad de no ha ejecutado ni el 15% de su presupuesto asignado para este año.

Problemas técnicos

El Sistema de Seguimiento de Inversiones (SSI) de Invierte.pe deja saber que estos 10 proyectos –que superan todos los S/ 100 millones de costo total– han sufrido una serie de problemas en la etapa de elaboración de los instrumentos básicos para arrancar la obra (ver tabla).

Entre ellos, se observan retrasos en la elaboración de expedientes técnicos por más de un motivo: desde incumplimiento de compromisos del contratista, hasta demoras en los procedimientos de parte de los gobiernos locales.

Está, por ejemplo, el proyecto de mejora y ampliación de los servicios de agua potable y aguas residuales de la ciudad de Puno, cuyo costo asciende a S/ 282 millones. Según el SSI, inició ejecución en 2019 y debía estar listo en 2021. Sin embargo, tiene 0% de ejecución física de inversión.

De acuerdo con el SSI, el PNSU señaló a mediados de septiembre que el expediente técnico estaba casi listo. Pero, acusó que la Municipalidad de Puno no termina con el saneamiento físico legal para iniciar obras. Además, reclamó por cuarta vez que el consultor privado no levantaba las observaciones al último entregable del expediente técnico.

Un caso similar vive el proyecto para mejorar el abastecimiento de agua potable en tres localidades de Sullana en Piura. Esta inversión, ascendente a S/ 237 millones, tiene un avance de 0.1% en el año, a pesar de iniciar ejecución en 2021. Se espera que esté listo en 2027.

El SSI revela que la sucursal peruana de la empresa estatal China Communications Construction Company (CCCC) había obtenido la buena pro del proyecto en abril de este año. Sin embargo, en mayo el PNSU declaró de oficio la nulidad de la decisión por “prescindir las normas esenciales del procedimiento”, respaldado por el Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE).

A la fecha, el PNSU ha solicitado que se actualice el presupuesto y las autorizaciones para el proyecto. Se espera contar con un expediente técnico aprobado para febrero del 2024 e iniciar obra tres meses después.

En Arequipa también el PNSU enfrenta inconvenientes. En la ciudad del sur, el programa tiene dos proyectos en Cerro Colorado. Uno de ellos busca crear sistemas de agua potable y alcantarillado ligados al reservorio N-31.

Este proyecto, con un costo de S/ 109 mil, inició ejecución en 2018 y espera ser finalizado en 2026. Pero en 2023 solo ha avanzado un 0.7% hasta la fecha. El SSI deja saber que la ejecución física arrancó en 2021, pero en agosto de este año el contrato fue resuelto por “incumplimiento fundamental del contratista”.

El SSI reporta también que en octubre del año pasado el PNSU visitó la obra y constató, fotografías de por medio, que no había personal en campo para la ejecución del proyecto.

Focalizados

Curiosamente los 10 proyectos se concentran solo en cuatro regiones: Puno, Arequipa, Piura y Tacna. Solo uno inició ejecución en 2023 y su finalización esperada puede tardar hasta 10 años.

Juan José Cárdenas, socio especialista en infraestructura de Damma Legal Advisors, señala a Gestión que el lento avance de estos proyectos demuestran la necesidad de cambio en la inversión pública.

“Claramente los esquemas de ejecución directa de gobiernos subnacionales para temas delicados como saneamiento no debería seguir pasando. Ha demostrado ser altamente ineficiente”, afirma.

Mónica Muñoz-Najar, coordinadora de Proyectos y Políticas Públicas de la Red de Estudios Para el Desarrollo (REDES), por su lado, explica que el problema no está centralizado en las cuatro regiones señaladas. Más bien, responde a la saturación del personal.

“En etapas como la contratación interviene personal de logística y asesoría jurídica. Un funcionario legal, sobre todo CAS, difícilmente puede competir con los grandes contratistas que tienen equipos mirando cientos de contratos a la vez. Por eso no les va bien a las municipalidades”, comenta a Gestión.

Además, precisa Muñoz-Najar, en regiones como Piura el PNSU tiene más de una modalidad de proyecto, lo que también complica su manejo. “Hay varios tipos de convocatorias con diferentes bases. Para obras están los propios del PNSU, los que se enmarcan en la Reconstrucción con Cambios o con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID)”, asegura.

Para Cárdenas, centralizar la ejecución total de las obras en el PNSU es una alternativa, pero no sin intervención privada. “El sector saneamiento ha llegado a un extremo donde no funciona con más participación pública. Hace falta mejores regulación y contratos donde los privados den el servicio y el público supervise, como las Asociaciones Público-Privadas (APP)”, considera.

Recursos extra

Como parte del proceso de reactivación económica, el MEF, también asignó un presupuesto especial al PNSU dentro del programa Con Punche Perú.

En total, el PNSU recibió S/ 33.5 millones del ministerio para destinarlos a 30 conceptos. De ese grupo, el programa se comprometió a ejecutar 7 proyectos, según deja saber Transparencia Económica del MEF.

Hasta el 8 de octubre, el sistema de monitoreo de la cartera muestra que el PNSU ha cumplido ya con inyectar S/ 650,495 a la instalación del sistema de agua potable y alcantarillado en una asociación de vivienda en Moquegua.

Hay dos proyectos más que parecen estar encaminados a la fecha. Uno sobre conexiones domiciliarias de alcantarillado en San Martín, que registra un 90.1% de avance; y otro para crear el servicio de transitabilidad vehicular en tres avenidas de Apurímac que está avanzado al 55.2%.

Sin embargo, al PNSU le quedan tres meses para acelerar su meta en dos iniciativas más. La implementación del sistema de agua potable y aguas residuales en localidades de Ayacucho y La Libertad registra un 25.8% de avance.

Por otro lado está un proyecto en Junín que busca extender en dos tramos en Satipo el servicio de agua potable y alcantarillado. Esta iniciativa tiene un 31.3% de ejecución a la fecha.

Alessandro Azurín – Gestión

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN





NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO



AUSPICIADORES













CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720