Mar. May 21st, 2024

Hub Chancay-Callao inyectará US$10.000 millones cada año

El nuevo hub portuario y comercial que gesta el Perú entre Chancay y Callao, que tendrá como corazón logístico al nuevo Parque Industrial de Ancón, está pensado para generar ingresos anuales superiores a los US$10.000 millones, equivalentes a un crecimiento de, al menos, 1 punto adicional del PBI cada año, a partir del décimo año de operaciones.

Según estimaciones preliminares del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), los mayores impactos sobre el PBI se verán a partir del quinto año de operaciones. Para entender las dimensiones del nuevo hub de Sudamérica, se debe tener claro que el comercio internacional del mundo se va por barco.

Actualmente, el Perú es el octavo país en el mundo con mayor número de acuerdos comerciales (22) y con un potencial para seguir ampliándose que se vio reflejado en 2023, cuando, a pesar de las dificultades que atravesaba el escenario global por el cambio climático, se registraron envíos FOB por US$64.474 millones, según el Área de Estudios Económicos e Inteligencia Comercial de ADEX. Esto le permitió ingresar el año pasado a 180 mercados.

La idea del Gobierno es fortalecer la conectividad entre Chancay Callao. La estrategia tiene cuatro ejes: mejorar la infraestructura de conectividad y que los dos puertos funcionen como uno solo, incrementar la oferta exportable con una zona económica especial (ZEE) en Ancón -para que los barcos no salgan vacíos del Perú-, potenciar la capacidad de los astilleros locales, y un plan vial que integre las cadenas de producción en la sierra y la selva para darles salida al mar.

Alex Contreras, exministro de Economía, explica que tres de ellas tienen un avance positivo. El más ambicioso de estos ejes, que contemplaba la construcción o mantenimiento de navíos con el SIMA de La Marina, se hizo realidad con la llegada de Hyundai mediante un joint venture que favorecerá la industria naval en todo el litoral. El Anillo Vial Periférico, adjudicado hace una semana, viene para sumarse a la ecuación con la oferta exportable que ingresa desde la Carretera Central.

“Si lo hubiéramos hecho hace 5 o 10 años, estuviéramos hablando de otro país. Pero ya se está haciendo y Lima norte va a tener su plan de desarrollo urbano para planificar mejor la infraestructura. Por eso, el presupuesto este año será clave”, resuelve Contreras.

Un hub competitivo

Tanto Chancay, operado por Cosco Shipping, como los muelles Norte y Sur del Callao, administrados, respectivamente, por DP World y APM Terminals, tendrán una capacidad conjunta para movilizar 5 millones de TEU (con miras a expandirse), una de las más potentes de la región. Sin embargo, no se ven entre sí como una amenaza.

En conversación con La República, el gerente general de DP World Callao, Marco Hernández, saluda el ingreso del terminal de capitales chinos para cerrar la brecha portuaria que, en efecto, aún se mantiene en el país. Esta semana, esperan inaugurar su muelle Bicentenario.

En tanto, el gerente general de Cosco Shipping Ports Chancay, Carlos Tejada, reconoce que los precios para movilizar contenedores en su terminal podrían ser algo más altos que en sus pares chalacos para recuperar la inversión en un inicio, por lo que estima una “sana e intensa competencia”.

Los números los acompañan, pues la posibilidad de recibir naves con mayor capacidad de TEU será más que seductora para las exportaciones conjuntas de Brasil, Colombia, Chile y Ecuador hacia el Asia, que desplazaron más de US$150.000 millones en 2023.

La clave está en la nueva ruta hacia oriente. Cinco mercados del continente asiático (China, India, Corea del Sur, Japón y Emiratos Árabes Unidos) concentran el 95,2% del total exportado. ADEX refiere que los envíos a este continente se concentran en envíos tradicionales. Esta situación genera un gran desafío a incrementar los esfuerzos para expandir la presencia de la oferta peruana y diversificar los envíos hacia esa región.

“Una mejor articulación entre todos los puertos es fundamental y positiva para atraer más inversiones. Pero cerrar la brecha de infraestructura debe acompañarse con una reducción de sobrecostos portuarios, es importante que Aduanas sea un facilitador del comercio antes que un fiscalizador”, menciona Favio León, presidente de la Asociación Peruana de Operadores Portuarios (Asppor).

Industria y más trabajo

El hub no estaría completo si no cuenta con amplios espacios con beneficios para la diversificación productiva. No es necesario ir muy lejos para encontrar estas zonas de desarrollo próspero para la industria, pues Colombia tiene varias en funcionamiento.

La experiencia en nuestro país no ha sido la ideal, pero el MEF espera que el Parque Industrial de Ancón, proyecto de US$760 millones, pueda cambiar esta realidad. ¿El impacto esperado? US$280 millones en exportaciones y más de 120.000 puestos trabajo directos e indirectos, gracias a la instalación de 234 empresas de los rubros de alimentos y bebidas; madera, papel, químicos; textiles, cuero, calzado y otros, que garantizan una ocupación de casi 400 hectáreas.

Aunque la ubicación del Parque Industrial de Ancón es idónea para la industria por estar entre Chancay y Callao, la salida al mar de la oferta exportable peruana no se limitará al circuito cerrado del nuevo hub.

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) ha proyectado potenciar el eje carretero de la IIRSA Norte y una de las metas es mejorar el tramo que va desde Yurimaguas hasta Moyobamba y de Moyobamba hasta Paita. En cuanto al sur, se cuenta con la Interoceánica Sur y está pendiente el desarrollo de la concesión del puerto de Ilo para ponerlo en valor.

La idea es que toda la carga exportable (peruana o internacional que llega por carretera) salga, de alguna u otra manera, hacia el mar, y desde ahí podría empalmarse hacia el hub Chancay-Callao por barco a través del cabotaje. Sin embargo, el proyecto para permitir esta modalidad de transporte eficiente en costos se encuentra todavía detenido en el Congreso. El tiempo dirá.

Competir y prosperar por el Perú

Jessica Luna, dir. Ejecutiva de Comex

En Comex Perú, somos los responsables de liderar el consejo empresarial de APEC 2024. En un año en el que Perú tiene la presidencia, la construcción de Chancay es de vital importancia no solo porque aumentará la frontera comercial de nuestras importaciones y exportaciones, sino porque fortalecerá y redefinirá el papel que juega nuestro país en los mercados internacionales.

Hablamos de desarrollo logístico y económico alrededor del puerto, no solo infraestructura, además de nuevas cadenas de valor y distribución. Hay empresas de Brasil y Chile que nos han contactado para comprar y usar terrenos en esa zona para hacer ensamblaje y diversos procesos productivos que les reduzcan plazos y costos.

Mientras más puertos y actores haya, mejorará la calidad del servicio para los operadores exteriores. Cuando hay competencia, no solo se beneficia el importador y exportador, sino también el consumidor. Un hub entre Chancay y Callao permitirá reducir los tiempos hacia el Asia.

Callao, donde tenemos terminales de primer nivel y los mejores servicios, se ha convertido en un cuello de botella. Los accesos han colapsado y generan sobrecostos e inseguridad que afectan la cadena.  

Algo que no puede esperar más es el antepuerto del Callao, esta zona donde esperan los camiones para tener su turno, pero que, en el proceso, afectan a la población. El sector privado está ávido de contribuir en las obras alrededor de este circuito, pero primero el Gobierno debe poner las reglas claras para tener predictibilidad.

Brasil, el próximo socio comercial clave del Perú

Estados productores de soja y maíz en Brasil, como Acre y Rondonia, se encuentran en la frontera con Perú. El gigante sudamericano vive de espaldas a China y busca conectar el Pacífico a través de un tren bioceánico hasta Chancay.

En Latinoamérica, Brasil es el segundo destino de las exportaciones peruanas, solo detrás de Chile.

Sin embargo, también se estudia la carretera del Pacífico, que va desde Assis (Acre, Brasil) e Iñapari (Madre de Dios, Perú) hasta los puertos de Ilo, Matarani y Chancay.

También existe el proyecto de ruta multimodal: Hidrovía Amazónica, desde Tabatinga (Brasil) e Iquitos hasta Yurimaguas y rutas terrestres hasta Paita.

Actualmente, Perú no tiene TLC con Brasil. La decisión quedó congelada en manos del Congreso.

El dato

90% de la carga del Perú sale hoy por el Callao. Se espera que Chancay pueda redirigir el 30% de esta hacia el norte.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN





NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO



AUSPICIADORES













CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720