Mié. Abr 17th, 2024

La Molina: el distrito donde solo pueden despegar proyectos inmobiliarios de poca altura

La oferta inmobiliaria en La Molina crece a un ritmo menor que en otros distritos de Lima Top. Solo las inmobiliarias locales desarrollan proyectos aquí, mientras las constructoras más grandes del país no tienen presencia en esta zona. Las dificultades en el transporte, la calidad de la tierra y las restricciones municipales contribuyen a que estos inmuebles sean de interés solo para ciertos perfiles con gran poder adquisitivo, señalan actores del mercado consultados por Gestión.

Miguel Deustua, gerente general en Tribeca Inmobiliaria, destaca que este distrito goza de gran potencial para el desarrollo inmobiliario debido a que está poblado de parques, hay colegios y universidades cerca. Sin embargo, la oferta crece a un ritmo menor que el de los demás distritos de Lima top, como Miraflores, San Isidro, Santiago de Surco, San Borja y Barranco.

Hasta el cierre de 2022, había más de 20 proyectos en ejecución en el distrito, de los cuales 10 posiblemente sean entregados este año, indica Luis Sánchez, consultor senior de JLL. Estos proyectos se encuentran sobre todo en la parte alta de La Molina y son desarrollados por inmobiliarias locales, que se dedican a la construcción casi exclusivamente en ese distrito.

El transporte es uno de los principales obstáculos al crecimiento inmobiliario. En la actualidad, solo existen dos vías para salir de este distrito: una por la avenida Javier Prado y otra por el Cerro Centinela. Por eso a diario los habitantes sufren la gran congestión vehicular de las avenidas, cuando se dirigen a su centro de estudios o trabajo. Según señala Luis Sánchez, el by pass en el óvalo Monitor, el túnel que unirá La Molina con Miraflores, y la Línea 4 del Metro de Lima (todavía lejana) son proyectos que podrían mejorar considerablemente la accesibilidad de este distrito.

Límites de altura

Por otro lado, Deustua sostiene que la calidad de los suelos no permite construir edificios lo suficientemente altos, a lo cual se suman las limitaciones que impone la municipalidad distrital. Cabe señalar que el nuevo alcalde, Diego Uceda, recientemente ha anunciado que se otorgará licencias edificios de más de cuatro pisos.

Con estas restricciones, la mayoría de empresas inmobiliarias no consideran rentable desarrollar proyectos en esta localidad, donde los costos de los terrenos se deben distribuir entre unos pocos pisos de viviendas. Como resultado, solo las inmobiliarias locales apuestan por desarrollar viviendas de grandes extensiones que son compradas principalmente por habitantes de La Molina y sus hijos o nietos.

Selene Rosales – Gestión

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN





NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO



AUSPICIADORES











CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720