Sáb. May 25th, 2024

Ley para reactivar obras paralizadas aún no logra dinamizar proyectos

A inicios de octubre del año pasado, se publicó la Ley N° 31589 que tiene como objetivo dictar una serie de medidas para reactivar los proyectos paralizados en los tres niveles de gobierno del Perú.

Sin embargo, después de siete meses de vigencia, la norma aún no tiene resultados positivos, pues no ha logrado reactivar los proyectos que se había previsto.

La intención de la iniciativa presentada por el Poder Ejecutivo era lograr la reactivación de unos 967 proyectos de inversión con más de seis meses de estar detenidos y que cuenten con un avance superior al 40% en ejecución, para la modalidad por contrata; y mayor a 50% cuando es por administración directa.

Sin embargo, de acuerdo con la Contraloría General de la República, en el primer trimestre de este año, las entidades a cargo de 685 obras públicas paralizadas se encuentran bajo los alcances de este marco normativo, y pese a ello continúan detenidas.

La mayor parte de estos proyectos, que de reactivarse permitirían una inversión que supera los S/ 1,640 millones, que es lo pendiente por ejecutar, se concentra en los gobiernos locales con un total de 522 proyectos, seguidos de los gobiernos regionales, con 84, y el gobierno nacional, con 79 (ver tabla).

Ya en el 2019 se había publicado una norma similar , el Decreto de Urgencia N° 008-2019 y el Decreto Legislativo N° 1486, para lograr reactivar las obras paralizadas. Sin embargo, hasta febrero de este año, de 192 obras que se acogieron a la norma, todas seguían paralizadas, según el reporte de la Contraloría.

Problema complejo

El exministro de Economía y Finanzas, Luis Miguel Castilla, afirmó que el poco efecto que tienen las normas para reactivar proyectos paralizados está ligado a la complejidad de las razones por las que estos dejaron de ejecutarse.

Entre las tres principales causas por las que se paralizan los proyectos figuran la falta de financiamiento, los incumplimientos contractuales y los expedientes técnicos deficientes, refirió. Los tres casos no son tan sencillos de solucionar, dijo.

En efecto, el último reporte de la Contraloría señala que, en total, a nivel nacional había 1,746 obras paralizadas a marzo. De estas, el 20% tuvo como causa la falta de recursos financieros y liquidez, el 18% el incumplimiento de contratos y el 5% fue por discrepancias, controversias y arbitrajes.

“Destrabar obras paralizadas, por más que hayas sacado marcos legales, facilites expropiaciones, entre otros, tienen una complejidad muy grande”, afirmó Castilla.

Asimismo, sostuvo que incluso su reactivación puede elevar los costos, pues los expedientes técnicos tienen una fecha de caducidad y, según el tiempo que estén paralizados los proyectos, pueden requerir volver a hacerlos.

A todo ello se suma que este año, a nivel regional y local, hay nuevas autoridades que deben decidir sobre proyectos de gestiones anteriores.

Claves

Expectativa. El Ejecutivo esperaba reactivar proyectos por más de S/ 5,666 millones.

Realidad. Hasta marzo las obras que pueden acogerse a la ley y siguen paradas suman S/ 6,434 millones.

Mayoría. El mayor monto detenido en este marco legal está en el gobierno nacional con S/ 2,871 millones

Javier Prialé – Gestión

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN





NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO



AUSPICIADORES













CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720