Mié. Jul 24th, 2024

Limeños ahora tienen que trabajar 14 años para comprar vivienda, ¿es caro?

El número de años que un empleado formal en Lima Metropolitana debe laborar para pagar el valor de un inmueble mediano está en niveles más bajos de los últimos 10 años.

Así lo muestra la disminución del índice de asequibilidad del Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) a 14 años en el primer trimestre del 2024, el menor valor desde el 2014 . En el 2020 fue de 16.4 años y en 2016, de 17.2 años.

El descenso de este índice, que mide el precio de venta de un inmueble respecto del ingreso promedio anual de los trabajadores formales en Lima, responde a la baja del precio en soles de los inmuebles, sostiene la autoridad monetaria. De esta forma, si en el 2016, al limeño promedio con empleo formal le tomaba 17.2 años de ingresos adquirir una vivienda, ahora lo hace con solo 14 años.

Hay una tendencia a la baja en el tamaño de los departamentos que demanda el público, sesgo que implica un menor precio a pagar por el inmueble, explica Álvaro Puga, gerente general de Bengala Inmobiliaria.

“Al compararlo con el sueldo del trabajador formal, que registra ligeros incrementos en la última década, ahora es más fácil acceder a una vivienda”, señala.

Según el BCRP, el promedio de precios de venta de un inmueble mediano en soles bajó 1.6% en los últimos 12 meses, mientras que ingreso promedio anual aumentó 2.1% en el mismo periodo.

Además, el área promedio de los departamentos que conforman la oferta en Lima se redujo de 101 m2 antes de la pandemia, a 88 m2 al primer trimestre de este año.

En tanto, Víctor Saldaña, ex presidente de la Asociación Peruana de Agentes Inmobiliarios, argumenta que la contracción en los precios de venta se explica por un menor dinamismo en el otorgamiento de créditos hipotecarios.

La banca está siendo más rigurosa en la aprobación de financiamiento para adquirir una vivienda y a los clientes se les desembolsa montos menores de los solicitados, detalla.

“En un mercado de ofertantes, este comportamiento tiene un impacto directo en el precio de los inmuebles, provocando que disminuya”, añade.

La tasa de expansión del préstamo hipotecario fue de 5.3% anual en abril, ritmo que viene desacelerándose en los últimos años.

Perspectiva

El fundamento del valor de una propiedad, para venta o alquiler, está en la macroeconomía del país, y si el panorama no es bueno, no se generará el movimiento de oferta y demanda en el mercado inmobiliario, comentó Saldaña, también CEO de Saldaña Consultora Inmobiliaria.

“La economía peruana es un albur, solo hay incertidumbre en este momento, pero sería importante que se empiece un manejo serio con estabilidad política, sin turbulencias como las observadas en la primera mitad del año”, señala.

Además, refiere que la consecuencia de una desaceleración en el otorgamiento de hipotecas también es la contracción de precios de inmuebles. “Si se dieran créditos de una forma inmediata, se imprimirá dinamismo al mercado inmobiliario”, acota.

“Con estas condiciones de financiamiento, la gente piensa más si le conviene comprar una vivienda, y prefiere esperar porque la foto de hoy es incierta”, indica.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN





NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO



AUSPICIADORES











CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720