Mar. Abr 23rd, 2024

Majes Siguas ll sin despegar por trabas en mecanismos de la Ley de Contrataciones

Desde hace seis años, el proyecto Majes Siguas II, en Arequipa, no tiene fecha cierta de reactivación. Uno de los motivos, según el gobernador de Arequipa, Rohel Sánchez, se debe al actual Ley de Contrataciones del Estado que limita los tiempos de los procesos que demanda la realización del proyecto.

De acuerdo al gobernador, la Adenda N°13 del proyecto de irrigación agrícola plantea un conjunto de obligaciones y requisitos tanto para el Ministerio de Economía y Finanzas, como para el gobierno regional, que, según Sánchez, no podrán realizarse debido a los tiempos.

“Debido a la normatividad existente, la parte que le corresponde al gobierno regional de Arequipa, va a ser bien difícil de cumplir en el tiempo”, advirtió.

“La Ley de Contratación que tenemos nosotros nos limita a contratar y optimizar el tiempo, por ejemplo, para hacer los estudios. Un punto importante que plantean, como hacer los TDR o las convocatoria ¿Eso cuanto nos demora? 60, 90, 120 días. Elaborar el expediente, hacer la convocatoria para ejecutarlo, no vamos a poder honrar los compromisos”, señaló.

En ese sentido, la autoridad regional dijo que vienen dialogando con el Ministerio de Economía y Finanzas para que la ejecución de este proyecto sea haga de Gobierno a Gobierno. El Ejecutivo, a través del premier Alberto Otárola, ya habría dado visto bueno a esta alternativa.

“Nosotros hemos planteado que se vea la posibilidad de llevar este mecanismo de ejecución Gobierno a Gobierno. Eso sí nos permitiría cumplir los plazos y honrar la adenda N°13”, manifestó.

¿Posible arbitraje internacional?

Sánchez también sostuvo que no hay intenciones por parte de la concesionaria Cobra de realizar los trabajos en tiempo y forma.

“No le vemos nosotros el ímpetu (a la concesionaria Cobra) de querer ejecutar la obra y más bien está buscando mecanismos, como nos ha planteado en algunos puntos que se verán dentro del marco de conciliación y el MEF, para llevarnos a un arbitraje internacional. Esperemos que eso no se dé. Estamos muy atentos pero también depende de la voluntad del propio (Poder) Ejecutivo para que nos pueda dar el soporte, no solo legal sino técnico, y poder abordar la solución para este problema”, dijo.

A su salida del Foro organizado por la Sociedad Nacional de Industrias, el gobernador de Arequipa reiteró que Majes Siguas II es un proyecto de gran envergadura y que representa una oportunidad sin precedentes para su región, por lo que espera que el MEF logre permitir el destrabe.

“Necesitamos Majes Siguas II, porque es un proyecto emblemático que no solamente va a dinamizar la economía de Arequipa y el sur del Perú, sino porque hablamos de ampliar la frontera agrícola e instalar toda una ciudadela, de generar ecosistemas y por qué no potenciar la industria agroexportadora que necesitamos nosotros. Necesitamos que el Ejecutivo nos permita tener estas herramientas de destrabe y de la ejecución de este proyecto tan importante para el Perú”, concluyó.

¿De qué trata el proyecto Majes-Siguas II?

El proyecto que fue presentado y tuvo el inicio de sus operaciones de construcción en el 2011, prometía convertirse en una fuente de productos de agroexportación para el mercado internacional.

Majes Siguas II, que dejó de estar activo en el 2017, dispone de unas 38,500 hectáreas en la zona de la pampa, donde se destinarán la producción de cultivos como la uva (10,000 hectáreas), alcachofa (4,600 ha), páprika (4,500 ha), palta (3,000 ha), ají (3,000 ha)y ajo (2,600 ha), entre otros (10,800 ha).

El proyecto nació con la premisa de impulsar la irrigación de tierras de cultivo, generando 180,000 puestos de trabajo.

Majes Siguas II cuenta con dos etapas para su consolidación, la primera se trató de la construcción de las obras de infraestructura hidráulica, refacción del aliviadero de la presa existente en Condoroma y la operación y mantenimiento de las obras de infraestructura mayor.

Durante su segunda fase, el proyecto tenía previsto la construcción de la derivación de Lluclla-Siguas, la operación y mantenimiento de estas obras, así como las de la primera etapa del proyecto. También se tiene previsto la prestación del servicio de conducción y distribución de agua de riego y del suministro de agua para fines hidroenergéticos.

El valor de la producción de los cultivos agrícolas ascendería a S/ 972 millones anuales reales y contribuiría en promedio en 1.8% al PBI agropecuario y 0.14% al PBI total en la fase de operaciones, según se estimó en un inicio.

Asimismo, se estimó que el valor de las agroexportaciones alcanzaría un monto aproximado de US$ 1,400 millones anuales, que al 2021 representaba el 8.8% de las exportaciones no tradicionales y 2.3% de las exportaciones.

Julio Quispe Hermoza – Gestión

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN





NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO



AUSPICIADORES













CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720