Mar. Jul 23rd, 2024

Más allá de Chancay: Insisten que puerto Corío tenga luz verde tras más de 20 años

El megapuerto de Chancay se encuentra en la etapa final de su desarrollo y se espera su inauguración en noviembre de este año. Sin embargo, como parte de la estrategia para fortalecer la capacidad marítima de Perú, se evalúa considerar el proyecto puerto Corío, situado en el distrito de Punta de Bombón (Islay-Arequipa), el cual es de dimensiones aún mayores.

Fuentes del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) comentaron a este medio que en el Foro Económico Mundial de Davos (Suiza), los funcionarios se reunieron con inversionistas portuarios que se interesaron por el puerto Corío, por lo cual pidieron más información, porque no lo tenían en el radar.

La idea de construir este megapuerto se discute hace más de 20 años con la iniciativa de la empresa privada KRVC Gestión Análisis e Inversiones, pero es hasta junio del 2022 que la Autoridad Portuaria Nacional(APN), entidad adscrita al Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), dio un primer impulso al anunciar la firma de un convenio con el Gobierno Regional de Arequipa para acelerar la realización de estudios técnicos. Incluso, en noviembre de ese año, el Congreso de la República declaró a la iniciativa como de “interés nacional”.

Pero esa iniciativa se la llevó la ola ya que, en abril del siguiente año, la gestión de Rohel Sánchez pidió la resolución de dicho pacto, debido a que se establecía que el GORE de Arequipa no contaba con “profesionales calificados” y que los “puertos son competencia exclusiva de la APN”. Pese a que el gobernador anuncia que impulsará ese proyecto, aún no se tiene nada concreto.

Ante ello, la propuesta que hizo la empresa privada KRVC Gestión Análisis e Inversiones recobró importancia. Ellos -en enero del 2023- presentaron el Plan Maestro (especie de perfil técnico) del puerto Corío especializado en contenedores ante la Autoridad Portuaria Nacional, pero nueve meses después declararon improcedente la viabilidad técnica.

En esa Resolución de Acuerdo de Directorio N° 0077-2023-APN-DIR dejaron constancia que el administrado puede presentar una nueva solicitud de viabilidad técnica temporal portuaria, en caso lo considere pertinente, por lo cual la compañía privada -en octubre del 2023- reformuló el proyecto.

En una nueva Resolución de Acuerdo de Directorio N° 0015-2024-APN-DIR -del 2 de febrero 2024- se volvió a denegar la solicitud de viabilidad técnica. Se argumentó que la empresa solicitante no cuenta con un debido sustento de la proyección del tráfico de demandas y presenta deficiencias e inconsistencias de carácter operativo e información fundamental en la identificación de necesidades de infraestructura y equipamiento portuario para sus diferentes etapas, así como la no consistencia del presupuesto del proyecto respecto a las etapas y requerimientos técnicos.

En conversación con GestiónCarlos Corzo Holguín, gerente general de KRVC, señaló que se siguen realizando las subsanaciones de observaciones y que el proceso sigue vigente.

Nosotros tenemos todos los estudios terminados que presentamos a APN, pero ellos tuvieron ciertas objeciones de forma por criterios de interpretaciones. Por ejemplo, uno de ellos, con el volumen de la mercadería, en donde piden cuánto viene del Perú, pero eso se calcula con porcentajes y la carga es solo del sur. Eso se declara, pero el proceso sigue”, apuntó.

Además, el autor del proyecto portuario Corío sostuvo que sí hay carga para el megapuerto, pero no pueden explotarlo porque no tienen por donde sacarlo. “Este proyecto va a impulsar las exportaciones de cobre y oro en la segunda etapa”, aseveró.

Subrayó que, gracias al puerto de Chancay, están en la palestra y que se complementarían. “Corío sería más grande en área porque hay 10,000 hectáreas y los almacenes están adentro”, sostuvo.

¿Cuánto se invertirá?

Corzo sostuvo que la inversión total para este proyecto del puerto Corío oscila en US$ 7,500 millones, porque aún no hay nada. “Nosotros tenemos que hacer el puerto, el sistema de agua, luz, combustible, transporte ferroviario, sistema de vivienda y almacenes”, manifestó.

Explicó que hay interés de inversionistas extranjeros para este megaproyecto. Uno de ellos estadounidense. “No solo hay interés sino tenemos acuerdos. Nosotros estamos avanzando este proyecto por iniciativa privada y no como APP (Asociaciones Público-Privada)”, agregó.

Aspectos técnicos

Según el gerente general de KRVC, “el puerto Corío es esencial porque la ubicación está en la parte central occidental de América del Sur y la profundidad, que varía entre 30 y 50 metros, es única a nivel continental”.

Detalló que esta profundidad tiene una importancia particular para Bolivia, Chile y el occidente de Brasil, pero también resultaría beneficiosa para otros países extranjeros.

De esta manera, se busca atender los modernos buques sin perjudicar la capacidad de recibir todo tipo y categoría de embarcaciones, lo que permitiría distribuir la carga que ingrese a este puerto al resto del país, y enviar al exterior todo lo que llegue hasta sus almacenes.

De este modo, se busca facilitar la atención de buques modernos sin afectar la capacidad de recibir embarcaciones de cualquier tipo y categoría. Esto posibilitaría la distribución de la carga ingresada en el puerto hacia otras partes del país y la exportación de todo lo que llegue a sus almacenes al extranjero.

Corzo también refirió que contaría con almacenes para productos de agroexportación, exportaciones tradicionales, minerales y uno más de combustibles y derivados. Todo esto generaría más impuestos y trabajo directo para 6,000 personas.

Puntos a evaluar

Para Alberto Ego-Aguirre, presidente de la Comisión de Asuntos Marítimos, Portuarios y Aduaneros de la Cámara de Comercio de Lima, están de acuerdo con todo lo que sea modernización y promoción del comercio exterior que incluye la parte logística de puertos funcione bien.

En el caso del puerto Corío, el representante de la CCL remarcó que los inversionistas tendrán que ver si hay suficiente carga focalizada en el lugar de donde van a operar.

El otro tema es la posición de las empresas navieras. Por cada recalada por un puerto más, a una naviera le cuesta dinero, entonces, para que entre a un terminal portuario adicional debe tener carga suficiente para que justifique”, puntualizó.

Ego-Aguirre dijo que otro tema que se debería aclarar es con qué tarifa ingresará el nuevo proyecto Corío.

Javier Artica – Gestión

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN





NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO



AUSPICIADORES











CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720