Mar. Abr 23rd, 2024

Megaproyecto que traería más agua para Lima está en evaluación, ¿qué se observa?

Si bien ProInversión ha previsto que, en el tercer trimestre del 2024, entregaría en concesión el proyecto Obras de Cabecera y Conducción para el Abastecimiento de Agua Potable para Lima, de US$ 480 millones, para traer más agua que pueda procesar Sedapal, en realidad su ejecución parece cada vez más lejos de concretarse.

Esto se podría concluir de las recientes declaraciones que dio a Gestión la titular del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS), Hania Pérez de Cuellar, así como del informe que elaboró una comisión multisectorial para proponer medidas para el fortalecimiento y modernización de la empresa de saneamiento de Lima.

El proyecto Obras de Cabecera se daría en concesión vía un contrato por 30 años que comprende el diseño, financiamiento, construcción, operación y mantenimiento de obras nuevas y obras existentes, para extender el servicio de Sedapal a 1.5 millones de personas al este y sur de Lima.

Esa iniciativa estatal autofinanciada, que en realidad fue planteada hace 23 años, ha sido objeto de sucesivas prórrogas, luego que su convocatoria se lanzara en febrero del 2014. Su última postergación fue en agosto pasado, en que se canceló, y tras lo cual el Gobierno peruano decidió revaluarlo, y luego relanzarlo, para darlo en concesión, a través de ProInversión, ya no en una -como planeó originalmente-, sino en dos fases.

La primera comprendería como obras nuevas la Planta Huachipa II, para producir 5 metros cúbicos (m3) de agua potable como complemento a la actual planta La Atarjea, así como un ramal de 25 kilómetros, con dos túneles, reservorios, etcétera.

La segunda fase incluiría nuevas obras como el mejoramiento de las represas Pomacocha y Huallacocha Bajo, en Junín; un túnel trasandino de 10 kilómetros desde Pomacocha hacia el río Blanco (tributario del río Rímac), para llevar más agua a tratar por parte de Sedapal.

Iniciativa otra vez en revisión

La ministra Pérez de Cuellar reveló en entrevista a este diario que su sector está haciendo el análisis técnico para determinar si el proyecto Obras de Cabecera realmente es la solución a las fuentes de agua para Lima y Callao.

“No lo descartamos, pero queremos un análisis claro, técnico, de ingeniería y de finanzas, porque la inversión es muy grande. Antes se hizo el análisis, pero nació hace 23 años, he dicho que tenemos que actualizar eso. La demanda de Lima no corresponde a la que teníamos hace 20 años”, anotó.

Ese análisis, indicó, debe establecer si el nivel de agua que traerá (5 m3) es costo eficiente. Si aún después de esa revisión, se ve que resulta eficiente, el Gobierno seguirá adelante con esa iniciativa estatal.

“Pero, si no lo es, hay que buscar qué otras alternativas hay para acercarnos a esos 5 m3 que plantea Obras de Cabecera, o a lo mejor se puede encontrar otras mejoras”, aseveró.

No figura entre los proyectos urgentes

El mencionado proyecto, no figura en la relación de nueve proyectos considerados vitales y urgentes de fuentes de agua identificados por Sedapal, que debían entrar en operación entre el 2027 al 2030, por S/3,694 millones.

Dicha relación está contenida en el informe de la comisión multisectorial, liderada por el MVCS para plantear propuestas de medidas para el fortalecimiento y modernización de Sedapal, al que tuvo acceso Gestión.

Es más, según el análisis situacional que hace ese informe sobre esa empresa estatal, de esos nueve proyectos, solo dos están en etapa de expediente técnico para su posterior licitación pública, como son el Nuevo Embalse Autisha (de S/274 millones), y Represa Jacaybamba (de S/143 millones). Mientras, otros 5 están en formulación de estudio de perfil y dos en idea de inversión.

No hay dinero para ninguno

Un tema que hay que destacar es que, reconoce el documento, ninguno de esos nueve proyectos “vitales y urgentes” (para proveer de nuevas fuentes de agua para Lima y Callao), cuenta con recursos para la ejecución de obras.

“La empresa ha realizado ejercicios de priorización de inversiones. Sin embargo, estas decisiones no están conectadas con un modelo financiero que vincule las prioridades a la capacidad financiera de la empresa y a la estrategia de financiamiento específica para cada proyecto”, refiere el reporte.

Recomendaciones

En este punto, la comisión recomienda que, dentro de ese modelo financiero, las inversiones deberían ser respaldadas por resultados concretos, como un aumento en el número de conexiones.

Esto, anota, permitiría visualizartodo el flujo de efectivo asociado a cada inversión. “De esta manera, se lograría una priorización completa e informada que tenga en cuenta las proyecciones a largo plazo”, refiere.

Elías García Olano – Gestión

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN





NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO



AUSPICIADORES













CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720