Mar. May 17th, 2022

El Gran Mercado Mayorista de Lima es uno de los centros de abasto que no dejó de funcionar durante el peor período de la crisis sanitaria por el COVID 19 Y aunque el aforo siga crisis sanitaria por el COVID-19. Y aunque el aforo siga reducido a un 60% debido a las medidas sanitarias, ha sabido organizarse para garantizar el suministro de alimentos en la ciudad capital.

Durante el 2021, más de 1,000 camiones de verduras y tubérculos entraron diariamente a dejar mercadería, así como otros 8,000 vehículos menores, con una atención diaria a 15,000 personas.

Para este año, la capacidad de atención será mucho mayor. A sus diez pabellones divididos en 20 giros-entre papa, cebolla, limón y tomate- se sumarán dos nuevos pabellones que serán exclusivamente de fruta. Asimismo, otros tres pabellones que se construyeron en la gestión pasada pero que no operaban debido a problemas legales, se pondrán en funcionamiento este año.

De los pabellones nuevos, el pabellón B3 estará listo en febrero y ese mismo mes se realizará la subasta pública de los 104 locales de 37 metros cuadrados cada uno, informó el gerente general de la Empresa Municipal de Mercados S.A (EMMSA), Jaime Gallegos. El precio base aún se está evaluando.

En tanto, el pabellón B2 tiene un avance de 67% y se estima que las obras se realicen entre fines de abril e inicios de mayo. También cuenta con 104 stands que serán entregados a quienes se los adjudiquen en la subasta.

La inversión total asciende a S/ 26 millones y ambas zonas se construyeron en un área de 7,500 metros cuadrados.

En tanto, los tres pabellones que albergan 120 locales, cuyo funcionamiento estaba paralizado judicialmente, han podido ser “liberados” legalmente. “Hemos hecho los trámites administrativos de los tres pabellones que se denominan alas de gaviota y que serán para el giro de hortalizas, e iniciaremos los trabajos de reforzamiento para ponerlos en funcionamiento. Estarían listos en 120 días, en mayo o junio máximo”, señaló. La inversión en dichas obras ascendería a S/ 6 millones.

“La meta de esta gestión es, al cierre del 2022, tener en funcionamiento cinco pabellones más para seguir modernizando y atender a un público mayor”, refirió Gallegos a Gestión.pe.

Inversiones pendientes

Parte del proyecto de modernización del Gran Mercado Mayorista de Lima consistía, además de los nuevos pabellones, en la construcción de un terminal pesquero, una planta de procesamiento y una planta de frío, lo que representaba una inversión en conjunto de S/ 100 millones.

Gallegos señaló que las obras no verán la luz con la actual gestión del alcalde de Lima, Jorge Muñoz, pero que esperan terminar los expedientes técnicos antes que acabe el año.

En detalle, el terminal pesquero, cuyo costo ascendería a S/ 80 millones, está en la Gerencia de Promoción de Inversión Privada de la Municipalidad Metropolitana de Lima, que elaborará el TDR para contratar al consultor que realice el expediente técnico de la obra. “En el 2020 habían dos inversionistas interesados pero con la pandemia se paralizó todo, ahora ya lo estamos reiniciando”, dijo.

Sobre la planta de procesamiento, comentó que servirá para dar valor agregado a los productos que llegan directamente de la chacra. “Aquí, por ejemplo, llega la papa sucia pero cuando vemos que en los supermercados están limpias y con otro tipo de empaque, el mismo producto puede costar hasta cuatro veces más, queremos que los comerciantes puedan beneficiarse y ser proveedores de estas cadenas de tiendas”, explicó.

En tanto, Gallegos señaló que se implementará este año una máquina de frío para la conservación de productos, que costaría cerca de S/ 8 millones, financiados con recursos de la municipalidad.

Mercado Tierra Prometida

Desde fines del 2020, está en funcionamiento el mercado Tierra Prometida, que alberga a ex comerciantes ambulatorios de La Parada. En un área de 50,000 metros cuadrados se han instalado 2,745 puestos de los cuales el 80% está ocupado.

Pero el centro de abastos daría un paso más. Los socios han presentado un proyecto para la construcción de un mercado minorista que, una vez terminado, pasará a manos de EMMSA también.

“Lo que se sabe es que serán puestos de entre nueve y doce metros cuadrados donde habrá zona de fast food, abastecimiento, desembarque de camiones, entre otros. Es un proyecto ambicioso pero todavía está en etapa de elaboración, pasará a revisión y luego se construirá. Será financiado por los comerciantes”, señaló Gallegos.

Datos

– Cerca de 100 comerciantes del Mercado Mayorista de Lima estarían solicitando contratos de concesión por 30 años. Actualmente, es solo de seis años.

– Hay un 40% de comerciantes aproximadamente con contratos vencidos, EMMSA les daría facilidades para realizar la renovación, sin embargo, podrían ser retirados de no regularizar su situación.

Por admin


Déjanos tu opinión!