Mié. May 22nd, 2024

Obras de infraestructura duplicaría compra de activos en Perú este año

El mercado de fusiones y adquisiciones (M&A, por sus siglas en inglés) ha iniciado el 2024 en línea con las expectativas y se espera que en los próximos meses se tenga una mayor actividad. No obstante, la adquisición de activos por parte de las empresas ha comenzado a ganar relevancia este año, impulsado por las obras de los puertos de Chancay y San Juan de Marcona, lo que haría que las operaciones de este tipo dupliquen el número que se reportó en 2023. ¿En qué sectores habría mayor movimiento?

De acuerdo al último reporte de la consultora Transactional Tracker Record (TTR), entre enero y abril de este año se registraron 39 transacciones por un valor de US$ 984 millones que involucran empresas peruanas, las cuales incluyen M&A (16), venture capital (8), private equity (7) y adquisición de activos (8). El número de operaciones es 22% menor que similar periodo del 2023, mientras que en valor representa una contracción de 74.69%, aunque los montos en la mayoría de acuerdos no se dieron a conocer.

Aun así, para Roberto Mac Lean, socio de Miranda & Amado, y especialista en derecho corporativo, las transacciones de M&A están en línea con lo que esperaba el mercado y se observaría un mayor dinamismo en los próximos meses, ya que hay varias operaciones en curso que se concretarían en el corto plazo. En ese sentido, hacia el tercer y cuarto trimestre se registraría un volumen de transacciones importantes.

Como estudio tenemos una fila de operaciones que están avanzando y varias que se han firmado y esperan la aprobación del Indecopi para poder cerrarse”, comenta Mac Lean, tras agregar que el volumen de transacciones que vienen manejando a la fecha ya superan a las que tuvieron en similar periodo del 2023.

Por su parte, Erick Valderrama, socio director en Valderrama Abogados, comenta que, si bien los primeros meses de cada año no se reportan un volumen importante de operaciones en la industria, la tendencia a la baja de la tasa de interés de referencia por parte del Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) y las mejores perspectivas económicas ayudarán a que el mercado M&A comience a activarse en el segundo semestre.

Impulso en compra de activos

En lo que va del año, se han reportado ocho operaciones de adquisición de activos por US$ 43 millones. Este número de transacciones es 33.33% más que similar lapso del 2023 y representa la mitad del volumen que se reportó durante todo el año pasado. Debido a ello, los expertos consultados coinciden en que habrá un buen dinamismo en este mercado, sobre todo por dos importantes proyectos que se avecinan: la inauguración del Puerto de Chancay y el desarrollo del “Nuevo Terminal Portuario de San Juan de Marcona”.

Para Víctor Abad, Director del área de Corporativo/M&A del estudio Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría Perú, estas iniciativas impulsarían a que al término del 2024 se reporten al menos 24 operaciones de adquisición de activos, por encima de las 16 del 2023. El mayor movimiento se observaría en el sector inmobiliario, ya que en este rubro el comprador ve más factible adquirir los activos que la propia empresa porque el riesgo es menor.

En ello coincide el socio director en Valderrama Abogados, pues indica que como consecuencia de ambos proyectos portuarios los empresarios están viendo una oportunidad para comenzar a desarrollar hoteles, edificios, oficinas, almacenes y restaurantes, y para ellos en la búsqueda de activos (terrenos) en las zonas aledañas de donde estarán situados las iniciativas.

Los hoteles han visto que hay una oportunidad en Chancay, las inmobiliarias también buscarán crear viviendas, incluso las mismas compañías van a desarrollar sus oficinas y requerirán espacios para que se aloje su personal. Lo mismo pasará con la gastronomía. El impacto se dará por la gran masa de gente que va a moverse ahí y la economía que se vaya generando”, anota.

En palabras de Valderrama, en los próximos meses se estarían reportando un mayor número de operaciones de adquisición de activos, ya que estas transacciones suelen tardarse como máximo dos meses para que se llegue a un acuerdo entre las partes.

“La adquisición de activos es más rápido porque se ve riesgos, contingencias y el colateral del activo, incluso el levantamiento de capital es más sencillo. Mientras que cuando se adquiere una empresa se analizan más cosas”, puntualiza.

A criterio de Abad, además del sector inmobiliario, también se mostraría muy activo el energético, ya que buscarían desarrollar plantas hidroeléctricas o eólicas.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN





NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO



AUSPICIADORES













CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720