Mié. Abr 24th, 2024

Obras nuevas financiadas por la ARCC quedaron destruidas luego de las lluvias

La Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARCC) sigue evidenciando que a seis años de su creación hizo poco o casi nada. Pese a que a través de publicaciones en redes sociales se jacta de haber construido colegios, hospitales y carreteras, las más importantes se han caído a pedazos con el paso del ciclón Yaku y las torrenciales lluvias que azotaron la costa norte y central del país.

Deconstrucción sin cambios

El pasado 13 de marzo, Perú21 puso en evidencia el colapso de la carretera Huancabamba-Canchaque por las torrenciales lluvias causadas por el ciclón Yaku en la región Piura.

El acceso vial  –ubicado en la sierra piurana–conectaba a los pobladores de la provincia de Huancabamba –y distritos como San Miguel de El Faique, Canchaque, Sondor y Sondorillo– con la provincia de Morropón.

Lo sorprendente de este caso es que esta carretera fue asfaltada tan solo hace cuatro años. La vía Huacabamba-Canchaque pudo ser construida con un presupuesto de S/446 millones que salió de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios y el Ministerio de Transportes (Provías Nacional).

La carretera de 71 kilómetros de extensión contaría con dos carriles, obras de drenaje, cunetas y alcantarillas y también con señalización horizontal y vertical. Pese a todos  los avances que se prometieron, y hasta un mantenimiento realizado el pasado 6 de mayo de 2022, esta se vino abajo hace menos de 15 días.

Dicha vía, según informaron las autoridades, ya fue reactivada pero solo tiene una solución provisional.

Perú21 intentó comunicarse con la ARCC directamente, pero hasta el cierre de este informe no hubo respuesta. Asimismo, se intentó contactar al Gobierno Regional de Piura para consultar sobre el caso; sin embargo, tampoco se pudo obtener su versión.

El alcalde de Canchaque, Jilmer García, señaló que los malos trabajos que se realizaron en la obra, carretera Canchaque – Huancabamba,  no se deben pasar por alto. Pidió a la Contraloría y la Fiscalía Anticorrupción investigar a los  exfuncionarios y representantes de la empresa constructora Málaga Hnos, involucrada también en el festín de corrupción del llamado Club de la Construcción.

Puente al agua

Otra zona del Perú que se ve afectada por la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios es Cañete. Esta provincia esperó con mucha esperanza, para su movilidad, el puente Concón, cuya reconstrucción fue licitada en 2019 para dar acceso desde Lunahuaná a Concón.

El valor de la obra fue de S/5′047,668 y se inauguró el 24 de noviembre de 2021. Ahora el puente pende de un hilo y tendrá que ser reconstruido, una vez más.

Amalia Moreno, exjefa de la ARCC, señaló que “el puente Concón fue financiado por las gestiones anteriores a la mía y construido por la Municipalidad distrital de Lunahuaná. Los verdaderos responsables deben responder”.

PCM responde

Ante la falta de respuestas por parte de la autoridad competente, este diario tuvo que contactar con PCM –organismo al que está adscrito la ARCC– para tener explicaciones de lo sucedido en ambas obras.

En el caso puntual de la carretera Canchaque-Huancabamba, conversamos con Vanessa Cárdenas, directora de intervención del sector Transportes, área encargada de financiar los proyectos que son ejecutados desde el Ministerio de Transportes, gobiernos regionales y locales. Cárdenas explicó que la vía fue aprobada para su construcción en el 2016 y que fue ejecutada por Provías Nacional. La ARCC fue una cofinancista de la obra. De los 71 kilómetros construidos en total, la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios se encargó de dar el dinero para 28 km que costaron S/194 millones.

“Nosotros lo que hacemos es el seguimiento de la ejecución física y financiera para poder asignarles los recursos que requiera el proyecto hasta su culminación, esas son las competencias que nosotros tenemos como cofinanciadores. Otros temas, corresponden al ejecutor”, fue la explicación que dio Cárdenas a Perú21.

Además, señaló que generan alertas respecto a los proyectos para los que brindan dinero. “Las alertas que tenían en este proyecto eran básicamente en errores que tenían los expedientes técnicos que elaboró Provías Nacional, había errores y hemos estado haciendo seguimiento para que pueda reactivarse, las responsabilidades son de las personas que están en Provías”, dijo.

Aclaró que ellos no intervienen en el proceso de contratación y que eso le compete a la entidad ejecutora.

“El rol que tiene la ARCC desde 2017 es reponer infraestructura dañada desde los tres niveles de gobierno, la ARCC nació con este rol financiador, el rol de Transporte es de financiar”, comentó la directora.

Por otra parte, desde el área de Vivienda, el director de intervención del sector de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Huber Garibay, explicó la situación del puente Concón que tiene su estructura a punto de caer.

“En el año 2019 se le transfirieron recursos a la Municipalidad de Lunahuaná para que pueda iniciar la ejecución del puente. Ellos efectúan la contratación, la licitación y la construcción. Nosotros hacemos comentarios a partir de visitas, enviamos oficios, que nos informen sobre el avance del proyecto”, manifestó Garibay.

Incluso aseguró que  durante la construcción del puente, la Contraloría resaltó particularidades que la Municipalidad de Lunahuaná no había reportado.

Según comentó el director de Vivienda, la municipalidad mencionada ya ha mandado una carta al contratista por los daños que viene sufriendo el nuevo puente de Concón y que hay una  garantía que cubre este tipo de daños.

La Autoridad para la Reconstrucción con Cambios tiene establecido en sus estatutos el deber de monitorear la ejecución de obras luego de repartir el dinero a los funcionarios públicos. Si no es capaz de hacer eso bien… nos preguntamos ¿para qué sigue existiendo?

¿El Club de la Reconstrucción?

Los escándalos no acaban. La Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARCC)sigue involucrada en irregularidades. El Club de la Construcción, grupo que concertó obras de infraestructura vial, también se infiltró en la ARCC.

Con una nota de prensa publicada en el año 2019, la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios informó que junto al Consorcio Perú Health firmaban un contrato para la construcción y el equipamiento de los Hospitales de Pomabamba y Yungay en el departamento de Áncash.

Esto formaba parte del Plan Integral de Reconstrucción con Cambios (PIRCC), encargado de la restauración de la infraestructura de las zonas que fueron afectadas por el Fenómeno de El Niño Costero en 2017.

El Consorcio Perú Health estaba conformado por la empresa española IBT GROUP y la peruana PDCI- Peruana de Construcción e Infraestructura. Esta última, creada por  Ernesto Tejeda Moscoso, alías ‘El Marqués’. Este fue conocido por ser presidente de Obrainsa, integrante clave del Club de la Construcción.

Con el pasar de los años, el directorio de PDCI fue cambiando y trasladado a los hijos y personajes relacionados a los Tejeda para que, de esta manera, la empresa tenga la posibilidad de contratar con el Estado sin ningún problema legal.

Es así como llegaron a la ARCC. Y construyeron –retrasos de por medio– los hospitales por un total de S/791 millones.

La propia Contraloría detectó irregularidades en las obras que este consorcio estaba realizando, uno de ellos fue el incremento en hasta cuatro veces de su valor original, pese a estar atrasados en los plazos de ejecución.

El hospital de Pomabamba, por ejemplo, pasó de costar S/132 millones a S/499 millones; el de Yungay se elevó de S/97 millones a S/292 millones. Las obras debieron concluir en junio de 2022; sin embargo, cuando llegó la advertencia de la Contraloría, estaban en un 40% de ejecución.

PDCI- Peruana de Construcción e Infraestructura dijoque su pertenencia a Obrainsa “no representa una vinculación jurídica suficiente como para sostener válidamente que está involucrada en corrupción o antecedentes penales”.

Germán Gallardo, ingreniero vial y geotécnico: “No se ha invertido en lo principal”

El ingeniero Germán Gallardo, de la Universidad de Piura, conversó con Perú21 y analizó qué no hizo la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARCC) y en qué debió trabajar para evitar la destrucción de infraestructura en el norte del país.

¿Ha habido cambios notorios desde 2017 hasta  2023 con la creación de la ARCC?

Se han hecho cambios a cosas muy superficiales y cosméticas, no ha habido trabajo potente como demandaba, por ejemplo, Piura. La ARCC no ha existido, se han gastado la plata en no sé qué cosas, pero en lo principal no se ha invertido y quienes pagan los platos rotos es la gente más vulnerable.

¿Qué necesitaba hacer la ARCC en Piura?

Lo más importante que Piura necesita es un sistema de drenaje pluvial que permite que, cuando llueve, toda esa agua vaya a ese drenaje y la ciudad no quede inundada, y esto no se ha hecho; al río Piura no se le ha descolmatado, han estado haciendo cosas que no se necesita.

¿Qué tienen que hacer las autoridades municipales y regionales ante la falta de acción de la ARCC?

Tendrían que haberlo hecho antes, porque ahorita ya no sirve; pero debieron hacer estudios de prevención con los ingenieros del sector sobre la probabilidad de colapso de las estructuras y anotar lo que se debe hacer para evitar la erosión de las bases. Ahorita solo se puede tratar de salvar a la gente.

¿Es necesaria la reestructuración de la ARCC?

Una persona ignorante piensa que con un proyecto de Reconstrucción con Cambios va a resolver el problema, el tema del fenómeno de El Niño no es un plan y ni siquiera un proyecto, debería ser una política de Estado de 10 o 15 años de inversión continua, es inmenso lo que hay que hacer. No solo es Piura, también hay que atender a Tumbes, Chiclayo y Trujillo. Contrataron ingenieros europeos que no saben qué es El Niño.

Tenga en cuenta

  • En 2017, el Congreso dio autorización para crear la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARCC) con el fin de reparar los daños del Fenómeno del Niño Costero y prevenir un desastre de la misma naturaleza en un futuro.
  • Sin embargo, hasta la fecha, se conoce que la ARCC ha designado la mayoría de su presupuesto en reconstruir colegios y hospitales en lugar de hacer un plan de prevención. Solo un 25% ha sido destinado a prevenir.

P21

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN





NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO



AUSPICIADORES













CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720