Mié. May 22nd, 2024

Proceso de adjudicación de estudios para el proyecto del gasoducto sur se frena

El megaproyecto del gasoducto andino sur, cuyas obras quedaran truncas desde el 2017 tras el escándalo que protagonizó su constructor Odebrecht, y que el Gobierno peruano buscaba volver a dar en concesión, ahora bajo el nombre de Sistema Integrado de Transporte de Gas (SIT-Gas), vuelve a sufrir un revés.

Esto, debido a que el proceso previo al concurso de adjudicación, como es la elección de empresas que debían prestar el servicio de consultoría para formular los estudios de preinversión que sustenten la viabilidad del proyecto del SIT-Gas, quedó trunco.

Antecedentes

En marzo del 2023, el entonces ministro de Energía y Minas, Oscar Vera, había anticipado a Gestión que, antes de relanzar el proyecto que permita concluir sus obras (que quedaron paralizadas, tras un avance del 37%), se necesitaba realizar estudios previos para determinar su factibilidad.

Había explicado en esa ocasión que un equipo calificado de la Dirección General de Hidrocarburos del Ministerio de Energía y Minas (Minem) coordinaba con ProInversión realizar un concurso para elegir a quien haría los estudios de preinversión. Además, había indicado que había muchos interesados en participar en esta parte del proceso.

Convocatoria

En ese orden de ideas, ProInversión lanzó el 22 de marzo del 2024 una convocatoria para que las empresas nacionales y extranjeras presentaran expresiones de interés en el servicio de consultoría para la formulación del preinversión a nivel de perfil reforzado, para la etapa II del proyecto del SIT-Gas.

Tal estudio debía elaborarse en el marco del Sistema Nacional de Programación Multianual de Gestión de Inversiones – Invierte.pe para obtener la viabilidad del proyecto. Las expresiones de interés debían remitirse hasta el último 16 de abril.

No hay postores para el estudio previo

El 3 de este mes, ProInversión emitió un comunicado donde informa que, vencido el plazo de recepción de expresiones de interés para formular el mencionado estudio de preinversión, ninguna de ellas (de las expresiones que han recibido de las empresas interesadas) ha calificado para formar parte de la lista de postores calificados.

El estudio sería el sustento para la elaboración de la ingeniería básica del proyecto, así como actualizar la primera etapa de los trabajos, estimándose que la construcción (lo que resta del ducto) demandaría una inversión de US$4,500 millones.

Ya en febrero el actual titular del Minem, Rómulo Mucho, había puesto reparos al proyecto del SIT Gas, señalando que era muy complejo y con menor capacidad que el originalmente planteado (sin ramales desde el ducto troncal a ciudades del sur).

Costo del ducto sería más alto

Si bien se ha estimado que el capex (gasto de capital) del SIT Gas sería de US$4,500 millones, su costo sería mayor, según indicó Pedro Segovia, analista de proyectos de hidrocarburos del Minem, en su cuenta de Lindekin.

El analista detalló que, si se incluye el OPEX (gasto de operación) el costo total del proyecto es de aproximadamente US$7,500 millones, aunque indicó que el estudio de la fase de formulación y evaluación realizada por la consultora Mott MacDonald muestra la alta rentabilidad social de esa iniciativa estatal.

En cualquier caso, refirió que la expectativa era que, luego que ProInversión sacara la licitación para el estudio de preinversión a nivel de perfil, la construcción del gasoducto sur empezaría el año 2027, para que su operación comenzara el 2029.

Gestión consultó a ProInversión cuándo volvería a realizar una siguiente convocatoria para esta parte del proceso, o el siguiente paso para concretar el SIT Gas, pero hasta el cierre de esta edición, no obtuvo respuesta.

¿Aún es factible el proyecto del SIT-Gas?

Para el exministro de Energía y Minas Carlos Herrera, no resulta factible continuar con el proyecto del SIT Gas, por cuanto, si bien puede haber demanda de consumidores (el nodo energético en el sur o una futura petroquímica) no hay oferta suficiente de gas natural a transportar por el proyectado ducto.

Recordó que hasta hace pocos meses el país sufrió una prolongada sequía que (todo el 2023) llevó a incrementar el consumo del gas de Camisea para la generación termoeléctrica, y advirtió que el productor (Pluspetrol) no tiene mucho más gas, como para destinarlo a otros grandes consumidores.

Un problema adicional, anotó, aún si hubiera gas, es el de su costo, pues el que se consume en Lima para uso doméstico, industrial, de GNV y de las generadoras térmicas, tiene un precio bajo, regulado, que se pactó para el Lote 88, pero los demás lotes de gas tienen precios libres de mercado.

Además, si bien en algún momento el Gobierno sustentó el proyecto del gasoducto con el gas natural que produjera el Lote 58 (CNPC), indicó que no hay contrato alguno para venderle ese insumo al mercado local, además que la idea original de esa empresa china era llevar el gas a su país.

Sin ductos no hay masificación

Álvaro Ríos, experto internacional en hidrocarburos, observó que si se quiere masificar el gas natural en el norte y el sur del Perú no se va a lograr basado solo en el transporte del gas en camiones cisterna especiales (ductos virtuales) desde la planta de producción en Pampa Melchorita.

Eso es totalmente ineficiente, no resulta económico; si se quiere masificar ese producto, se tiene que tender ductos, y en ese sentido, el FISE se debería haber usado para hacer gasoductos, pues así sus redes se construyen de forma natural. Sino, el subsidio (vía ese fondo) se va a convertir en una bola de nieve”, graficó.

En cambio, con el esquema actual (basado en ductos virtuales) se está forzando a hacer redes con un método de transporte muy caro, por lo que se debe estructurar no sólo el proyecto del SIT Gas, sino también el proyecto del gasoducto por la costa, a fin de asegurar el suministro para los próximos 40 años, apuntó.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN





NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO



AUSPICIADORES













CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720