Lun. Jul 15th, 2024

Tras ocho años del caso Lava Jato, Novonor, ex-Odebrecht, quiere contratar con el Estado

Desde el estallido del caso Lava Jato, han pasado ocho años en las que el Grupo Novonor (antes Odebrecht) no participó en licitaciones públicas en Perú, panorama que busca cambiar este año ya que se alista a presentar una iniciativa privada autosostenible (IPA) ante el Gobierno Regional de Lambayeque para el recrecimiento de la presa Limón, del proyecto de irrigación Olmos.

El principal obstáculo que tiene hacia adelante es generar confianza. En diálogo con Gestión, Alfonso Pinillos, director de inversiones de su subsidiaria Novonor Participación e Inversiones (NPI)da cuenta de los cambios implementados en la organización, así como la firme intención de volver a participar en licitaciones públicas.

NPI está presente en Perú con el Proyecto de Irrigación Olmos,debido a que es el principal accionista de las dos empresas que la operan: Concesionaria Trasvase Olmos (CTO) cuya función es regular las aguas del río Huancabamba, en la presa Limón y a través del túnel trasandino, las que se derivan a la costa de las pampas de Olmos, y de ahí empieza la labor de la otra concesionaria que es H2Olmos que, a través de infraestructura hidráulica, distribuye las aguas trasvasadas tanto al valle antiguo, para irrigar 5,500 hectáreas, como 38,000 hectáreas del valle nuevo, en la que están ubicadas en 33,000 hectáreas las empresas agroexportadoras (en 5,000 hectáreas hay caminos, almacenes, entre otras zonas que no son sembrables).

¿Cómo le fue a la operación del proyecto de irrigación Olmos en 2023?

Pese a que el 2023 hubo una temperatura anómala, se generó en Olmos 50,000 puestos de trabajo; 10,000 menos que las registradas en 2022. Además, se alcanzó US$ 500 millones en agroexportación. Las hectáreas sembradas, en las que denominamos tierras nuevas, donde están ubicadas 15 empresas agroexportadoras, son 23,000 hectáreas. A la fecha, hay un potencial de 10,000 hectáreas más para ser usadas en nuevos cultivos.

¿Por qué no han sido utilizadas?

Por una falta de regulación del agua disponible. Ante ello, tenemos dos objetivos claros para 2024. La primera está relacionada con el recrecimiento de la presa Limón, que beneficiará al valle nuevo. Está actualmente tiene una altura de 43 metros con un nivel máximo de embalse (almacenamiento de agua) de 30 millones de metros cúbicos.

¿Ello qué significa?

Al tenerse una presa más pequeña, se almacena menos agua. Si se tuviera un embalse grande, el agua almacenada de los meses de lluvia, se podría usar en épocas de estiaje, lo que permitirá tener más áreas sembradas. Desde hace varios años el Gobierno Regional de Lambayeque viene evaluando el recrecimiento de la presa Limón. Esto ya no puede esperar más tiempo, tomando en cuenta que el cambio climático hace que las épocas de lluvias y de sequíaas sean más extremas que antes.

¿Cuánto cuesta el recrecimiento de la presa? ¿Novonor lo puede hacer?

El recrecimiento de la presa Limón demandará una inversión en CAPEX preliminar de US$ 250 millones, por lo que vamos a presentar ante el Gobierno Regional de Lambayeque una iniciativa privada autosostenible (IPA) que deberá ocurrir en los próximos dos a tres meses. Lo vamos hacer como NPI en consorcio con un socio externo.

¿Cuál es la meta?

Recrecer la presa actual de 43 metros de altura a 85 metros de altura, con lo cual se podrá almacenar una mayor cantidad de agua (110 millones de metros cúbicos) la que será entregada a las empresas agroindustriales, de una manera homogénea, que les permitirá expandir sus áreas sembradas.

Una vez presentado la IPA, ¿cuál es el plazo para su ejecución?

Las IPA encaja en la ley de la Asociaciones Público Privadas (APP) y tiene un proceso: tras ser presentada está es aceptada por la entidad; después hay un análisis en la que se declara de interés. Si un tercero desea desarrollarlo, se realiza un concurso. Ya hemos hecho presentaciones preliminares ante el Gobierno Regional de Lambayeque, que tiene interés por el despliegue de proyectos hidráulicos.

Tras el caso Lava Jato, ¿por primera vez van a volver a participar en licitaciones públicas?

El caso Lava Jato estalló en 2016 por lo que, tras ocho años de este hecho, vamos a empezar a participar en licitaciones públicas o como en este caso, en la presentación de iniciativas privadas autosostenibles (IPA). Vamos a empezar con Lambayeque.

¿Es el único interés del Grupo Novonor en Perú?

No, ya que estamos interesados en participar en concesiones del sector saneamiento como las que impulsa ProInversión. En NPI estamos formando una división de agua: por lo que, de esta área, va a depender las empresas existentes como CTO y H2Olmos, así como la firma en consorcio que se abocará al recrecimiento de la presa Limón y se irán sumando los proyectos de saneamiento.

¿Cuál es el otro objetivo a desarrollarse este año?

Es para los 5,500 hectáreas del valle antiguo, que corresponden a los pequeños agricultores, las que están divididas en bloques de riego. Son aproximadamente 500 pequeños fundos de 10 hectáreas. La concesión de H2Olmos incluyó la construcción, a nivel hidráulico, de obras mayores. Sin embargo, el agua no llega a cada una de las parcelas y los pequeños agricultores no han tenido los recursos económicos, ni la capacidad técnica para poder desarrollar el valle. Hay únicamente 600 hectáreas sembradas.

¿Qué se va hacer?

Dentro de la visión de responsabilidad social de H2Olmos estamos presentando otra propuesta al Gobierno Regional de Lambayeque,en febrero, para la instalación de infraestructura menor en el valle viejo, bajo el mecanimos de Obras por Impuestos (OxI) para llevar agua a cada fundo (con canales y tuberías). El financistas será H2Olmos en consorcio con otra empresa del Grupo Novonor que está por definirse. La inversión en CAPEX debe estar bordeando los US$ 50 millones.

Alfonso Pinillos, de Novonor, adelantó a Gestión el interés de la empresa por proyectos de saneamiento de ProInversión. Foto: Diifusión.

Novonor firmará clausulas anticorrupción

¿Cómo generar confianza tras estar implicados en el caso de corrupción más grande que atravesó el país?

Somos conscientes de ello. Hay todo un trabajo de explicar cómo la empresa se transformó, tras el caso Lava Jato. Desde 2016 se firmaron acuerdos de colaboración con el departamento de Justicia de Estados Unidos; de Brasil y de Suiza, así como con diversas multilaterales, como el Banco Mundial y el BID. Tanto Novonor como OEC tienen el ISO antisoborno. Incluso CTO y H2Olmos, de Perú, han obtenido en 2023 la certificación ISO 37001 (antisoborno). Es más: ninguna de las 75 personas involucradas en los actos de corrupción, continúan en el grupo.

¿Están dispuestas a suscribir clausulas anticorrupción?

Por supuesto. Estamos dispuestos a suscribir clausulas anticorrupción en los nuevos contratos y que haya un acompañamiento de todas las instituciones pertinentes. En el área de concesiones y construcción tenemos uno de los sistemas más rigurosos que existen en el país de compliance. Cuando nuestro Chief Compliance Officer ha arribado al Perú, hemos tenido reuniones con stakeholders para mostrarles cómo hemos cambiado. El sistema que tenemos implementado no nos permite desviación alguna. No hay discrecionalidad. Nos queda claro que está es la única oportunidad que tiene el Grupo.

El contar con ISO antisobornos, ¿qué implica?

Como Grupo ya lo tenemos desde hace cuatro años, la que se han replicado en CTO H2Olmos desde 2023, lo que significa que vienen auditores externos internacionales, que hacen un barrido de las estructuras internas de ambas empresas, especialmente de las áreas en las que podría haber un riesgo de actos de corrupción. Tras pasar el proceso el año pasado, se obtuvo el ISO. Este es un certificado que todos los años se tiene que recertificar. Adicionalmente se van añadir a directores independientes externos en H2Olmos y CTO.

¿Cuándo se hará ello?

Estamos en plena evaluación y casi en recta final. Los directores que vienen (dos para CTO y otros dos para H2Olmos) tienen un entendimiento cabal que el grupo se transformó. Son peruanos con una reputación intachable, que ya son directores de otras empresas en Perú. Su incorporación se hará a más tardar en marzo.

Clave

  • En 2022, la Corte Suprema de Justicia peruana ratificó que las empresas del Grupo Novonor están rehabilitadas para participar en todo proceso de contratación con el Estado peruano.

Karen Guardia Quispe – Gestión

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN





NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO



AUSPICIADORES











CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720