Vie. Jul 19th, 2024

Trenes en Perú: estos son los proyectos que atraen la mirada de seis países

En el Perú existen alrededor de 1,900 kilómetros de vía férrea. Lo que se plantea desde el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) es sumar 1,934 kilómetros con una cartera de seis proyectos ferroviarios. Dos de ellos, son los más avanzados: ferrocarril de Lima – Ica y de Puerto San Juan de Marcona – Andahuaylas.

Ferrocarriles en Perú. Fuente: MTC
Ferrocarriles en Perú. Fuente: MTC

El ministro de Transportes y Comunicaciones, Raúl Pérez Reyes, señaló que el 15 de este mes estará listo el perfil de estos proyectos. Con esto, se abre el paso para realizar el expediente técnico para ambos.

El ferrocarril Lima – Ica está enfocado a pasajeros (tren de cercanías). Tendrá una extensión de 280 kilómetros y una inversión estimada de US$ 7,200 millones, con un cofinanciamiento de un tercio del monto.

El ferrocarril Marcona – Andahuaylas tiene foco en la minería, con expectativa en futuros proyectos de hierro. “Son US$ 9,411 millones; apuntará a carga minera. En términos de cofinanciamiento, será alrededor de un 24% o 25%”, explicó.

En ambos casos, el ministro es optimista de que en un escenario favorable el cofinanciamiento del lado público incluso sea menor al mencionado (los cálculos actuales se hicieron en escenarios conservadores).

Sobre el ferrocarril Lima – Barranca, la elaboración del perfil está empezando y se prevé culmine aún en el 2025. El monto de inversión estimado del ferrocarril es US$ 4,200 millones.

“Ya tenemos la consultora contratada, está haciendo el estudio (de perfil). En el segundo semestre del próximo año, hacia julio, deberíamos tenerlo concluido, para pasar a su aprobación en el tercer trimestre del 2025. A partir de ahí, ya estaríamos habilitados para hacer el expediente técnico. Los expedientes tardan entre año y medio y dos años. En ese intervalo de tiempo, tendríamos que hacer toda la liberación de predios”, destacó.

Otros ferrocarriles

Además de los tres mencionados, con un horizonte un hitos próximos, hay otros tres proyectos a nivel de idea (recién se están formulando): ferrocarril Lambayeque – Cajamarca; ferrocarril Trujillo – Barranca; y ferrocarril Hidroeléctrica – Quillabamba.

1) Ferrocarril Barranca – Trujillo: Si bien también será para pasajeros, el punto clave de este proyecto es la carga agroexportadora, dijo el ministro. “Si miramos el puerto de Chancay, una parte de su demanda se explicará por la carga agroexportadora que viene del norte. La idea es que en lugar de venir por carretera, se use el tren. Es un proyecto que tendrá un cofinanciamiento, en un escenario conservador de 25%, pero podría ser mejor en un escenario con (el proyecto de irrigación) Chavimochic III”, explicó. El monto de inversión estimado para el proyecto es US$ 4,800 millones.

2) Ferrocarril Lambayeque – Cajamarca: Este proyecto tiene su mirada en la actividad minera, sobre todo en el desarrollo de proyectos mineros como El Galeno, Michiquillay y Conga (Cajamarca), así como Cañariaco (Lambayeque). Su ”aliado”, será el puerto de Eten.

“Lo que hay que hacer es armar un proyecto, como el que estamos trabajando, que permita sacar esta carga minera y llevarla al puerto de Eten. Es una zona preparada, hay proyectos para este puerto (…) Pero, el nivel de cofinanciamiento (de este proyecto ferroviario) es alto: con un monto de inversión de casi US$ 4,800 millones, llega a 65%”, detalló.

El elevado porcentaje de cofinanciamiento se explica, refirió Pérez Reyes, porque “hay proyectos mineros que no están en la ventana de Cajamarca, con lo que la demanda minera de la región se acabaría en 30 años”. Pese a que ese es el escenario base con el que se ha trabajo, esperan que en ese lapso de tiempo haya cambios que permitan dar un giro al proyecto ferroviario.

Otro punto que puede favorecer al interés por este ferrocarril es una demanda de transporte que puede venir por la Hidrovía Amazónica vía Yurimaguas. La situación aquí es compleja porque, como se recuerda, la hidrovía quedó en stand by.

3) Ferrocarril Hidroeléctrica – Quillabamba: La zona de Quillabamba, en La Convención, es rica -reconoció Pérez Reyes- porque tiene reservas de gas, oferta de productos como frutas, etcétera. Los productos de esta parte del país salen a través de la carretera de Málaga. Para que esto cambie, se plantea dos opciones. En primer lugar, se hará un túnel de casi 14 kilómetros enfocados en pasajeros; mientras que con el ferrocarril Hidroeléctrica – Quillabamba se atenderá las necesidades de la carga. Monto de inversión estimado es de US$ 550 millones.

“La idea es unir Quillabamba con Intihuatana para que la carga de transporte se movilice vía este tren. Hemos estado conversando, vamos a poder encargarlo este año”, apuntó.

Gobierno a Gobierno

Estos proyectos se harán bajo el esquema de Gobierno a Gobierno (G2G). Justamente, este paquete fue mostrado en el reciente viaje del ministro a China (como parte de la comitiva de la presidenta del Perú, Dina Boluarte).

“Hubo muestras de interés del Gobierno (chino). Lo que tenemos que hacer ahora, no solo de cara a la visita (del presidente) Xi Jinping, sino del cierre del año, convertirlas estas muestras de interés en acciones concretas”, apuntó.

Pero, China no sería el único país interesado. El ministro Pérez Reyes explicó que se suman las muestras de interés de otras economías como Canadá, Alemania, Francia, Austria y el Reino Unido.

Estos proyectos no necesitan deuda externa, y su nivel de compromiso, como pasivo contingente, está entre US$ 7 mil millones y US$13 mil millones en 40 años (de acuerdo a si es un escenario favorable o conservador, respectivamente). Varios de estos proyectos se han presentado en el pasado, y la lectura en ese momento fue que era un pasivo contingente muy alto. El Perú tiene un nivel de deuda bajo y yo no me sentiría orgulloso de eso. ¿Estamos postergando el desarrollo del país por cumplir una estadística? Pero, nuevamente, no es deuda, son pasivos contingentes”, insistió.

El financiamiento

Los proyectos, en conjunto, conforman un paquete de US$ 31,000 millones. ¿Cómo se va a financiar? La apuesta es ir tras un project finance.

Para aterrizar el concepto, por project finance se entiende una financiación estructurada basada en los flujo de caja a largo plazo generados por una sociedad constituida para un proyecto aislado, y tomando colateralmente como garantía los activos de esta sociedad, define el BBVA.

El verdadero elemento diferenciador es que se estructura en base a la predictibilidad a largo plazo de sus flujos de caja en base a una estructura de contratos fijos con sus clientes, proveedores, reguladores de mercado, etcétera.

“El Estado no se endeudará. No es deuda pública, es un pasivo contingente asociado a compromisos anuales de pago. Los US$ 31 mil millones no serían deuda externa, sino de los proyectos”, agregó Pérez Reyes.

Ferrocarril central

En otro momento, el ministro del MTC dijo que se debería “relanzar el ferrocarril central” y que, aunque no en los planes de corto plazo, se vislumbra la posibilidad de que incluso se extienda más allá de Cerro de Pasco, hacia Huánuco e incluso ciudades amazónicas.

“Pero, aquí sí seremos más cautos. Queremos esperar la demanda de la nueva Carretera Central y de la carretera en sus tramos Oyón – Ambo y Canta Huallay”, finalizó.

Tren Bioceánico. Tal como ya se había dicho en Gestión, el ministro Pérez Reyes indicó que no hay un interés por ahora de impulsar este proyecto. Agregó que en el viaje a China, las empresas de ese país tampoco consultaron por esta infraestructura.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN





NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO



AUSPICIADORES











CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720