Mar. Abr 23rd, 2024

Un 2024 conservador para las empresas: interés por nuevos proyectos en ‘stand by’

La Consultoría Interdisciplinaria en Desarrollo – CID Latinoamérica, por encargo de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), desarrolló el estudio “Encuesta Anual de Ejecutivos 2023″ o EAE 2023, con el objetivo de conocer las opiniones sobre la situación país y las preferencias de consumo de los asociados de la CCL en diferentes categorías de consumo, además de las perspectivas de cara al 2024. En total, se contó con la participación de 416 de ellos, pertenecientes a sectores de servicios (40%), comercio (27%), industria (19%) y otros (14%). Y una de las conclusiones es que la cautela primará entre los empresarios el siguiente año.

Como balance en 2023, en relación a las inversiones desarrolladas, la mayoría de las empresas indicaron que han destinado recursos al mantenimiento y, en algunos casos, a mejoras para garantizar el funcionamiento normal de la empresa. Este enfoque predomina entre las empresas con más de 20 años de antigüedad.

En línea con ello, Karina Cruces, directora de Perú en CID Latinoamérica, comentó que el deseo del empresario peruano en hacer nuevos proyectos se paralizó el 2022, lo cual, a la fecha, predomina. Sin embargo, agregó que, si bien no se han concretado nuevos planes de inversión de distintas empresas durante este año, el interés ha aumentado ligeramente en nuevos proyectos.

(Fuente: CCL)
(Fuente: CCL)

Postura conversadora

Dadas las condiciones económicas y políticas actuales, las empresas están adoptando un enfoque conservador en cuanto a sus planes de inversión para 2024. “Se ha observado un aumento de aproximadamente 19% en el número de empresas que han adoptado esta actitud, en comparación con el 2022, al pasar de un 52% de empresas conservadoras a un 71% ”, señaló la especialista.

Óscar Chávez, jefe del Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial de la Cámara de Comercio de Lima, indicó que, si se toma el caso del sector retail, no se identifican muchas inversiones proyectadas en relación a expansiones de negocio.

“No hay nuevos centros comerciales en camino. La tendencia hacia inversiones en mantenimiento y mejora de infraestructura se mantiene. Si bien en 2020 la coyuntura fue mucho peor, podríamos comparar que, en términos de pesimismo y menor inversión, (el 2024) se podría parecer con el año de la pandemia”, comentó.

Por su parte, Cruces comentó que la desconfianza empresarial frente a una reactivación y dinamización de la economía peruana permanece. “A escasos días del cierre de año, la economía atraviesa un escenario complicado, ya que persisten potenciales desafíos derivados de eventos climáticos (fenómeno de El Niño) e inestabilidad política, lo que conlleva una menor inversión privada”, dijo.

En tanto, el estudio agregó que la estabilidad política como económica y las mejoras en la accesibilidad a créditos o préstamos, son las principales medidas que consideran que pueden alentar las inversiones privadas.

Perspectivas de crecimiento

En un contexto de recesión económica, inseguridad ciudadana e inestabilidad política, el 31% de los encuestados señaló que, bajo un crecimiento económico esperado de 1,4% en 2024, no tendrá un impacto en los ingresos de las empresas, y un 46% señaló que sí se reducirían. “Esta perspectiva es de conservadora a pesimista, señalando a los conflictos e inestabilidad política y corrupción (78%) como las principales causas”, indicó Cruces.

En cuanto a los desafíos que persisten para el próximo año, la directiva del CID agregó que es crucial mejorar la eficiencia en la gestión de recursos por parte del Gobierno y es importante que el sector público y privado trabajen en conjunto para impulsar la recuperación económica. “Para el próximo año, la colaboración entre todos los involucrados será crucial para lograr la recuperación económica en un escenario próximo al fenómeno de El Niño”, sostuvo.

Sin embargo, un 38% de las empresas tienen una perspectiva negativa sobre su crecimiento en 2024, ya que consideran que sus perspectivas son peores que las de hace 4 meses.

Con respecto a los factores que ponen en riesgo los resultados favorables de sus negocios, el 89% de la muestra coincidió en identificar la incertidumbre política y los disturbios sociales como el mayor peligro para la buena salud de sus empresas, seguido de un 86 % que lo relaciona a las medidas populistas e inconsistentes del Congreso, y un 81 %, al costo generado por la inseguridad en los negocios.

Impacto de “El Niño”

Otro tema coyuntural que se mantiene en la agenda de los ejecutivos nacionales es el Fenómeno de El Niño previsto para el verano de 2024. En detalle, el 47% de la muestra cree que en esta ocasión tendrá un impacto mayor, mientras que el 42% considera que el impacto será similar al desarrollado en 2017.

“Sigue siendo un problema latente, pero la preocupación ha ido disminuyendo. La preocupación está y va a afectar a empresas limeñas que tienen negocios en distitnas partes del país, sobretodo en el norte. Son propensas a registrar daños de infraestructura, vías de comunicación y el impacto que tiene en la inflación. Este mes, con información actualizada, el panorama puede cambiar”, puntualizó Chávez.

Pese a ello, Cruces aseguró que, si bien la opinión sobre este factor climatológico es relevante, pertenece a un conjunto de otras variables que determinarán el ritmo de inversiones de las empresas peruanas para el próximo año.

Operaciones de las empresas

En general, un 27% de las empresas encuestadas manifestaron que su planilla se ha reducido respecto al año anterior en 15%, en relación a la medición anterior (42%). Sin embargo, se identifica un cambio positivo comparación del año pasado (2022), relacionado a que el porcentaje de los empresarios que indican que este año han incrementado su planilla pasando de 10% a 19%, quienes lo afirman. “Más empresas están apostando por brindando así mayor estabilidad laboral al colaborador peruano”, indicó.

Asimismo, al medir la transición de las empresas hacia la realidad prepandemia, la encuesta reveló que un 22% de las empresas tienen menos de 10% de su personal trabajando total o parcialmente desde casa, mientras que un 16 % de las empresas tienen más del 60% de su personal adoptando esta modalidad. Esta última tendencia se acentúa en empresas con menos de tres años de antigüedad.

Por su parte, la investigación indicó que un 60% de las empresas anticiparon que necesitarán algún programa de apoyo financiero del Estado para 2024.

Ficha técnica:

  • Tipo de estudio: Cuantitativo (llevado a cabo con un cuestionario estructurado por la Cámara de Comercio de Lima y revisado y aprobado por CID Latinoamérica. Aplicado de manera virtual y llamadas telefónicas).
  • Muestra: 416 asociados. Del universo total, el 30 % son microempresas; 39 %, pequeñas; 16 %, medianas; y 15 %, grandes empresas.
  • Margen de error: ±4,8 puntos.
  • Nivel de confianza: 95%

Alejandro Milla – Gestión

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN





NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO



AUSPICIADORES













CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720