Dom. May 19th, 2024

Queda gas natural para 20 años, pero falta inversión para explorar y asegurar más reservas

Si bien el Gobierno cada cierto tiempo anuncia su interés en masificar el gas natural, lo cierto es que las reservas de ese combustible se reducen cada año, en medio de una nula inversión para buscar nuevos yacimientos, lo cual, según los expertos, no haría sostenible a futuro el objetivo de llevar ese carburante a todo el país.

Según las últimas cifras de Perupetro S.A., al cierre del 2023 las inversiones en el sector hidrocarburos en el Perú, con US$324 millones, llegaron a su nivel más bajo en cinco años, cerca de la mitad de lo que se reportaba hasta antes de la pandemia (US$619 millones el 2019).

Gasto en exploración se contrajo al mínimo

El año que pasó, del monto antes citado, el grueso, US$321 millones, fueron para mantener las actividades de producción (la cual aún no llega a niveles de prepandemia), pero apenas US$2.7 millones se destinaron para labores de exploración, en contraste con los US$61 millones que se invirtió para ese fin en el 2019.

Pero, además, quienes gastaron en exploración el último año (independientemente de que no se perforó ni un pozo para ese fin), fueron básicamente operadores de lotes petroleros (lotes Z-63, Z-62, Z-61, XXIII y 107).

Nadie invierte en buscar más yacimientos de gas

Sin embargo -según reportes de Perupetro- no se registró mayor inversión para buscar más yacimientos en los lotes concesionados de gas natural, sino únicamente para actividades de producción en esas áreas.

Aún así, la producción de líquidos de gas natural (el producto más rentable del negocio del gas natural), y del cual se extrae el GLP que consume el país, sigue cayendo. Así, el 2023 se produjo 76,412 barriles en promedio diario, cifra menor en 0.33% frente al 2022.

¿Porqué declina la producción?

Según Arturo Vásquez Cordano, director de investigación de Escuela de Postgrado Gerens, la extracción de líquidos de gas natural está declinando progresivamente, por falta de mayor promoción a la inversión, que no permite restituir las reservas que se consumen.

Actualmente, el mayor consumidor de nuestras reservas de ese gas son las centrales térmicas, que representan hoy cerca del 50% de la generación eléctrica, seguido del consumo industrial, comercial, y en menor volumen la demanda residencial y vehicular.

Usuarios prefieren el GLP

Además, si bien el gas natural es más barato que el GLP, indicó que el 80% de zonas urbanas del país consume aún este último combustible, pese a que el Perú debe importar el 30% del GLP, porque su producción local no cubre toda la demanda.

Asimismo, estimó que son más de 28 millones de peruanos que siguen usando GLP, contra sólo 6 millones que se benefician con el gas natural. De allí que el Ejecutivo busca masificar su consumo, y para lo cual el Minem apunta a construir más de 1,089 kilómetros de nuevas redes con inversión pública, en unas 11 regiones.

El reto para la masificación

No obstante, Vásquez remarcó que el reto que tiene hoy el Perú para la masificación del gas natural es atraer inversiones en exploración que permitan reponer las reservas, pues entre las que poseen los lotes 88 y 58, y que suman unos 11 trillones de pies cúbicos (TCF) alcanza para 20 años de abastecimiento del mercado local.

Sin embargo, dio a entender que no se puede esperar 20 años para después empezar a atraer inversiones, y aún si buscamos dentro de diez años, ya va a ser muy tarde, en referencia al tiempo en que toma empezar a explorar, encontrar nuevas reservas y producir.

Tarea para Perupetro S.A.

Por ello, remarcó que hoy la tarea de Perupetro S.A. debe ser promover más licitaciones de forma que se pueda invertir (para encontrar más yacimientos gasíferos) en los lotes actuales o definir nuevas áreas de exploración.

Y para eso, añadió, se necesita tener contratos más flexibles y competitivos, e introducir nuevos esquemas de negociación de acuerdo con las características que tenga cada proyecto de gas natural. También se requiere revisar los plazos de inversión para garantizar el recupero del capital de riesgo de las empresas inversionistas, y adecuar las regalías a estándares internacionales.

Sobre el tema, Erick García, ex director general de Hidrocarburos del Minem, coincidió en la necesidad de empezar ya la promoción de inversiones en exploración, dado que éste trabajo requiere de entre cinco a siete años de labor para encontrar y determinar reservas y comenzar su explotación.

Plantea redistribuir el GLP

Asimismo, planteó hacer una redistribución del GLP, de forma que su suministro se concentre sólo en zonas donde no llega el gas natural o donde no sea económicamente viable llevar este combustible, y en el resto se masifique, lo cual requiere hacer un planeamiento energético que Perú no tiene.

Otra herramienta para la masificación, anotó, es el del consumo de gas natural vehicular (GNV), pero el problema, indicó, es que la mayoría de grifos de GNV se concentra en Lima y Callao, y hay pocos en el interior.

Gestión consultó a Perupetro S.A. qué tiene previsto convocar a nuevas licitaciones para atraer inversión en yacimientos gasíferos, o qué medidas toma para asegurar el suministro de gas natural, pero al cierre de esta nota no obtuvo respuesta.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN





NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO



AUSPICIADORES













CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720