Vie. Mar 1st, 2024

Invertir en una casa para alquilarla resulta atractivo para los peruanos que buscan un flujo de ingreso mensual en el mediano plazo y beneficiarse de un aumento del valor en el largo plazo.

Así, se viene incrementando la demanda de inmuebles con estos fines y, en el 2023, una de cada cinco compras de vivienda realizada -el 19%- fue con fines de inversión, porcentaje que hace dos años representaba un 13%, de acuerdo con estadísticas de Best Place to Live.

Además, un 64% de los inmuebles vendidos en el último año se destinó a residencia, por encima del 58% registrado en el 2021.

La mitad de estos compradores de vivienda en el 2023 fue millennial, con edades entre los 27 y 40 años, al ser profesionales -ya no tan jóvenes- con la posibilidad de ahorro pueden cubrir la cuota inicial para desembolsar una hipoteca y adquirir un inmueble, dijo a Gestión Tomás Cartagena, CEO de la certificadora de desarrolladoras inmobiliarias.

En los casos de inversión, el departamento es adquirido para generar ingresos periódicos por renta, aunque la mayoría todavía lo compra para establecerse con su pareja, proyectándose a tener su primer hijo o una mascota, comentó.

Según el especialista, la preferencia se inclinó por zonas como Cercado de Lima, La Victoria, Breña, Magdalena del Mar, El Agustino, Ate, Miraflores, San Isidro y Surquillo.

Para que los departamentos adquiridos con fines de alquiler compitan con otras casas deben ofrecer ciertos beneficios adicionales como cercanía a servicios, a lugares de trabajo o de estudio, áreas verdes, parques, restaurantes o bares (para los más jóvenes), precisó.

Precio

Cartagena refirió que los precios de las viviendas se incrementaron en el último año, debido a que el suelo donde se desarrollan los proyectos se encareció.

Además, las tasas de interés de los créditos se incrementaron luego de la pandemia, subiendo el costo de financiamiento de los proyectos y encareciendo las viviendas de cara al comprador final, comentó.

Sin embargo, en este 2024 las proyecciones en los países de la región es que la tasa de referencia de los bancos centrales retroceda, lo que provocaría que el financiamiento se abarate y que los precios de los inmuebles bajen.

“Los compradores sienten la diferencia de un cambio en el costo de la hipoteca, en términos reales es diferente adquirir una vivienda de S/ 200,000 a una tasa de 12% que hacerlo a 7%”, añadió.

Token

El especialista anunció que una tendencia que ya se observa en países de la región y que podría entrar a Perú este o el próximo año es la venta fraccionada de vivienda a través de tokens.

En Chile hay cuatro empresas que ofrecen a los ciudadanos la posibilidad de adquirir una porción de un inmueble, mecanismo que es atractivo para inversionistas jóvenes que buscan generar una rentabilidad, indicó.

“El valor total de un departamento se fracciona en tickets de S/ 1,000, una persona puede comprar cinco, otra 10, pero la venta se realiza digitalmente, tokenizando cada ticket”, explicó.

Los departamentos son administrados por el mismo operador que tokeniza y en el país podrían entrar de la mano de las ‘proptech’, fintech especializadas en el sector inmobiliario.

Cartagena detalló que estas inversiones podrían ser desde S/ 400 y apuntarían al público peruano que no cuenta con acceso a una hipoteca, especialmente para los centennials -de hasta 26 años- y los millennials más jóvenes.

“Es una inversión moderna, digitalizada, que va acorde con este segmento que no quiere amarrarse a un espacio físico concreto, pero desea tener una participación en el mercado de vivienda que le genere ingresos por renta más la plusvalía del departamento”, complementó.

  • 2 inmobiliarias peruanas forman parte del ranking “Top 10″ de Best Place to Live que evalúa proyectos de empresas certificadas en Chile, Colombia, México y Perú.

Zulema Ramirez Huancayo – Gestión

Por admin