Lun. Jul 15th, 2024

Titulación de predios: los beneficios y la seguridad jurídica para el poblador expone Cofopri

En su mensaje a la nación, la presidenta de la República, Dina Boluarte Zegarra, destacó la importancia de que las familias peruanas cuenten con los títulos de propiedad de los predios que ocupan, debidamente registrados, pues esta inscripción les permitirá obtener diversos beneficios, como acceder a créditos o transferirlos en herencia.

Un actor importante en el proceso de titulación es el Organismo de Formalización de la Propiedad Informal (Cofopri), cuyo director ejecutivo, Manuel Montes Boza, detalló los esfuerzos que ejecuta su entidad para inscribir y entregar los documentos a la población, que lleva años esperando el anhelado título.

En declaraciones al Diario Oficial El Peruano, el funcionario recordó que la meta de entrega de títulos para este año es de 52,087. “Al 26 de julio, ya tenemos 37,000 títulos inscritos en Registros Públicos, por lo que hablamos de cerca de un 70% del avance de nuestra meta”, afirmó.

“Si trabajando, obviamente, a fin de llegar al 100% e ir ‘sembrando’ el trabajo a fin de que ni bien empiece el próximo año poder inscribir títulos desde enero del 2024, siempre en coordinación con nuestro sector, que es Vivienda, Construcción y Saneamiento”, precisó, tras recordar que en algunos actos participa la presidenta Boluarte, junto a la titular del sector, Hania Pérez de Cuéllar.

Montes explicó que el proceso de formalización de un predio termina cuando se inscriben en Registros Públicos, mediante cualquiera de las 24 oficinas zonales de Cofopri a escala nacional. Después, esos títulos se entregan, en ceremonias públicas, a los alcaldes provinciales para que los hagan llegar a sus respectivos pobladores, anotó. 

“Por ejemplo, de enero a la fecha entregamos 27,372 títulos de manera directa a los alcaldes. En su gran mayoría, son títulos que van dirigidos al poblador que vive en una determinada posición informal, la cual, una vez que está ya titulada, pasa a la formalidad”, detalló.

Servicios

El director ejecutivo destacó la importancia de que el ciudadano cuente con su título debidamente registrado, porque -sostuvo- podrá acceder a la petición de los servicios básicos de agua y desagüe, acudir a los programas del sector Vivienda, etcétera.

“Además, podrá ser sujeto de un crédito hipotecario en las entidades del sistema financiero. El valor, comercialmente hablando, de una propiedad inscrita es mayor en comparación de la que no está; aparte de la seguridad jurídica que le brinda la inscripción de su propiedad en Registros Públicos”, recalca.

Beneficios

Montes aseveró que existen una serie de beneficios que se gana con la formalidad. “Es lo que nosotros, como Cofopri, estamos permanentemente haciéndoles notar a los pobladores: la importancia de estar siempre dentro de la formalidad y no solo en temas prediales, sino en general”, enfatizó. “Siempre la formalidad trae ventajas, el orden también y es lo que también se le sugiere a los alcaldes.

Ellos son los primeros llamados a planificar el crecimiento ordenado su ciudad, mediante sus áreas- gerencias de desarrollo urbano, y de hacer ver a los dirigentes, a los pobladores, que no toda posesión informal, no todo asentamiento humano, se va a formalizar”, advirtió.

El funcionario indicó que Cofopri, como cualquier entidad pública, se ciñe a leyes, reglamentos, directivas y otras normas que regulan, en este caso, el proceso de formalización de predios. “En principio, es necesario tener en cuenta que se debe probar que la ocupación de la zona ocurrió antes del 31 de diciembre del 2015. Las posesiones informales que se asentaron u ocuparon más allá de esa fecha, desde el 2016, no serán sujetas de formalización”, enfatizó.

Además, recalcó, es importante que se encuentren sobre terrenos estatales y no en zonas de riesgo. “Por ejemplo, que no estén dentro de la franja marginal de un río; por eso la Autoridad Nacional del Agua (ANA) y las Autoridades Locales del Agua (ALA), en provincias, nos deben informar cuando les requerimos este dato”, añadió.

Zona arqueológica

Montes dijo que al Ministerio de Cultura se les consulta si es que las posesiones se levantan en alguna zona arqueológica. “A otras entidades se les pide información si los terrenos se ubican sobre concesiones o terrenos de posesiones mineras, privados, etcétera. Hay una serie de entidades a las que Cofopri les hace las consultas en el proceso inicial de titulación”, recalcó.

“Es importantísima también la participación de las municipalidades que emiten los informes de análisis de riesgo que nos van a decir si esa zona es apta para vivienda y si hay o no alguna otra situación que constituya un riesgo”, afirmó.

El director ejecutivo de Cofopri expresó que cuando hay riesgos no mitigables, es decir que son altos o graves, por ejemplo, que la población se levanta en el cauce de un río, por donde cae un huaico o en una ladera de cerro muy empinada, etcétera, se consideran condiciones que no hacen viable la formalización en esa zona.

“Pueden haber otros riesgos que sí son superables o subsanables y constituyen los riesgos mitigables. Ahí, por ejemplo, con un muro de contención o defensas ribereñas se pueden mejorar las condiciones y tener la seguridad del caso de que se pueden levantar las observaciones y continuar el proceso”, aseguró Montes.

En algunos casos, refirió, son observaciones más sencillas: cuando se pide que la población cuente con los planos de evacuación en caso de sismos. “Ese tema, ya es mucho más manejable y una vez que se cumple, el proceso continúa y termina en la inscripción del título en la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos”, puntualizó.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN





NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO



AUSPICIADORES











CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720