Mar. May 21st, 2024

Vías deterioradas: ¿Cuáles son las consecuencias para los usuarios?

Cuando se habla de promover el desarrollo urbano, se hace referencia al impacto de éste en el ámbito social y económico, como consecuencia, en la capacidad de promover la creación de canales de comunicación y conexión funcionales y eficientes para el ciudadano en donde pueda llevar a cabo sus actividades diarias de manera segura y productiva.

A esto se suma la importancia de la correcta planificación de los proyectos viales para evitar situaciones complicadas que impacten en el “costo usuario” de manera continua y creciente, por ejemplo, a través de la generación de estrés producto del mal estado de las pistas, el congestionamiento vehicular e incluso, el ser víctima de escenarios de vulnerabilidad como aquellos generados por accidentes de tránsito o inseguridad ciudadana.

Ante esta problemática, es necesario generar notoriedad de los impactos colaterales que trae consigo la vialidad. En este sentido, Ángela Madariaga, Superintendente de la Unidad de Negocios de Infraestructura Vial de Pacasmayo, desde su expertise y experiencia en el ámbito de las soluciones constructivas, describe las principales consecuencias de contar con vías cuya ejecución se realice sin tomar en cuenta en el diseño aspectos fundamentales como nivel de tránsito, el uso de materiales de calidad, los periodos de mantenimiento, el proceso constructivo, entre otros aspectos:

1) Incremento en el porcentaje de accidentabilidad: El comportamiento del conductor y de los peatones al caminar, el estado de los vehículos, los cambios climatológicos, el tráfico, la señalización, son factores importantes a tomar en cuenta. Sin embargo, hay un factor igual de crucial al que no siempre le prestamos atención: el estado de las vías.

La presencia de grietas, baches u otro tipo de deformaciones incrementan el riesgo de sufrir accidentes, incluso la acumulación de agua en los huecos de las pistas producto de las lluvias pueden hacer que el conductor pierda el control de su vehículo. Lo mismo ocurre cuando nos encontramos ante veredas en mal estado, las cuales pueden generar accidentes peatonales.

2) Mayor tiempo en el traslado o desplazamiento: las rutas que toman algunos conductores pueden encontrarse en mal estado, lo que genera que las personas encuentren cada vez más tráfico y que les resulte cada vez más complicado llegar a tiempo a los centros de trabajo, colegios, hospitales, entidades. Esto termina desencadenando situaciones de estrés para las personas al demandar más tiempo y retrasar sus actividades cotidianas.

“Es imprescindible contar con pistas duraderas y resistentes en la ciudad, las cuales permitan que los trayectos sean eficientes en tiempo, forma y costos. Garantizar viajes seguros es también uno de los objetivos de la planificación de vialidad para proporcionar impactos positivos a todos los usuarios”, comentó la especialista.

3) Se generan gastos no presupuestados: el mal estado de pistas puede afectar a sus usuarios con gastos imprevistos, como lo puede ser un mayor consumo de combustible debido a la congestión vehicular. Además, este problema puede tener una influencia directa en el daño de los vehículos, reduciendo su vida útil, lo que generará la asignación de presupuestos adicionales para su reparación y/o mantenimiento. Una vía deteriorada causa un alto nivel de vibraciones que dañan en la carrocería e incluso estructuras del vehículo y provocan deformaciones en las llantas, lo que aumenta la necesidad de buscar revisiones técnicas frecuentemente.

4) Motiva problemas de contaminación ambiental: unas vías con baches o huecos pueden impactar en el tráfico, aumentando el tiempo de los vehículos en las vías que, por consiguiente, genera más CO2. Cabe resaltar que un vehículo en ralentí, es decir, con el motor encendido cuando está detenido, produce más CO2 que un vehículo en movimiento, desperdiciando combustible e impactando en la contaminación ambiental. Según el World Air Quality Report del 2022, Perú ocupa el primer lugar en la lista de los países más contaminados de Latinoamérica y la razón principal está relacionada al transporte.

En esta misma línea y en favor de promover la creación de ciudades más sostenibles, la especialista de Cementos Pacasmayo agrega que para revertir esta situación es clave pensar en la planificación anticipada y con impactos positivos. Las infraestructuras viales con concreto destacan por su durabilidad, soportan cargas pesadas durante un período más largo y con menos reparaciones frecuentes. Además, tienen mayor resistencia al calor y son menos propensas a ablandarse ante climas cálidos.

Asimismo, la creación de áreas verdes como complemento a la infraestructura también es crucial, pues impacta positivamente en el ambiente y se convierte en un aliado ante las altas temperaturas que se suelen registrar en el norte del país.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN





NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO



AUSPICIADORES













CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 992497407

M. 955059720